4 de enero 2011 - 00:00

Saltó a la cima

El cuatriciclo de Alejandro Patronelli marcó el rumbo en la segunda etapa del Rally. Ganó y, al ser sancionado el checo Machacek, el oriundo de Las Flores pasó a comandar la general.. (Gentileza de Bs. As. Herald)
El cuatriciclo de Alejandro Patronelli marcó el rumbo en la segunda etapa del Rally. Ganó y, al ser sancionado el checo Machacek, el oriundo de Las Flores pasó a comandar la general.. (Gentileza de Bs. As. Herald)
«No me permití el error y preferí no arriesgar; por eso no podía creer que hubiera terminado primero», afirmó Alejandro Patronelli, aún saboreando el triunfo obtenido en la segunda etapa de esta tercera edición del Rally Dakar Argentina-Chile.

El mayor de los Patronelli empleó 3 horas, 40 minutos y 35 segundos para terminar los 300 kilómetros de la especial del día, que llevó a los pilotos por Las Salinas Grandes, en Santiago del Estero, y que también los adentró por la selva, en un recorrido con numerosas curvas, saltos y tramos muy veloces.

Sin embargo, Patronelli -que había relegado al líder de la general, el checo Josef Machacek (Yamaha), al segundo lugar, por 23 segundos- tuvo otra gran alegría casi a la medianoche, cuando los organizadores decidieron penalizar al checo con 10 minutos por superar la velocidad permitida en una zona de tránsito controlado. De esta manera, el oriundo de Las Flores pasó al frente de la general con casi 2 minutos y medio de ventaja sobre el mendocino Sebastián Halpern, que ayer terminó cuarto, detrás de su compatriota Tomás Maffei.

En tanto, Marcos Patronelli, convaleciente de la fractura de los peroné y la clavícula que sufrió en un entrenamiento a fines de noviembre, terminó sexto a 10m 36s de su hermano y se ubica en el 26º lugar, tras la penalización de seis horas que recibió en la primera etapa por largar demorado.

En los autos, el español Sainz, con la Touareg Race 3 del equipo Volkswagen, volvió a quedarse con la etapa del día al superar por 1m 03s a su compañero de equipo Nasser Al Attiyah, en un duelo que recordó al de la edición pasada.

El francés Stephane Peterhansel (BMW), nueve veces ganador del Dakar, terminó tercero, a 1m 34s, aunque se mantiene segundo en la general a 3m 05s del español y peligrosamente cerca del catarí, a quien sólo le lleva 14 segundos de ventaja.

El mendocino Terranova, con un auto del equipo BMW, que llegó a este Dakar con la misión de ayudar a ganar a su compañero Peterhansel y de terminar entre los cinco primeros, fue el mejor argentino clasificado con un quinto puesto, a 8m 14s de Sainz.

Con el resultado de ayer y el séptimo lugar obtenido en la primera etapa, Orly está quinto en la clasificación general a 18m 25s del piloto madrileño.

En motos, se vivió un verdadero duelo de campeones en el que se impuso el último ganador, Despres (KTM), quien aventajó por apenas 1 minuto 49 segundos al español Marc Coma, también con KTM y vencedor de la primera edición sudamericana del rally.

El francés, tras su cuarto Dakar, registró un tiempo de 3 horas, 19m 11s para finalizar la especial del día de 300 kilómetros.

La categoría camiones quedó en manos del ruso Firdaus Kabirov (Kamaz), el checo Ales Loprais (Trata) terminó segundo y tercero fue el alemán Franz Etcher (MAN).

Dejá tu comentario