Schiaretti piensa en la Corte

Edición Impresa

Córdoba - El gobernador saliente Juan Schiaretti evalúa la posibilidad de elevar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación el reclamo a la Casa Rosada por la gruesa deuda en los envíos de fondos previsionales, que suma ya más de 840 millones de pesos.

En el entorno del mandatario justicialista destacan que ya agotaron todas las instancias administrativas.

El cierre de los grifos federales para financiar el rojo de la Caja de Jubilaciones local se dio de la mano de los duros cortocircuitos políticos que signaron este año la relación entre ambas administraciones.

Tensiones

Las tensiones entre el PJ mediterráneo y Balcarce 50 no son nuevas, pero se profundizaron con la falta de acuerdo en materia de candidaturas. De hecho, el electo José Manuel de la Sota no aceptó un compañero de fórmula K y llevó en dupla a la intendenta de Laboulaye, Alicia Pregno, militante contra las retenciones móviles.

Tampoco hubo acuerdo en la confección de listas de candidatos a diputados, y el PJ y el FPV se presentaron por separado, aunque finalmente el delasotismo terminó bajando su ristra corta ante la mala performance en las internas del 14 de agosto.

Según lo reseñado por La Voz del Interior, el pasado jueves el ministro del Interior, Florencio Randazzo, dejó entrever que Schiaretti no apoyó al Gobierno nacional en «los momentos difíciles». «Yo defiendo los intereses de Córdoba con uñas y dientes», contestó el gobernador.

Ahora De la Sota afronta un duro desafío, a partir de un inicio de su gestión hasta 2015 marcado por el distanciamiento con el kirchnerismo nacional y en medio de urgencias de cuentas que lo obligaron a diseñar un presupuesto 2012 con ajuste de gastos y subas impositivas.

Dejá tu comentario