13 de junio 2013 - 00:00

Se agrieta la alianza de Gobierno griega por el cierre de la TV pública

El líder de la izquierda griega, Alexis Tsipras, habla ante miles de trabajadores y manifestantes que se han instalado a las puertas del edificio de la radio y televisión públicas en Atenas para resistir su cierre. La decisión se convirtió en una grave crisis para el Gobierno de coalición liderado por los conservadores.
El líder de la izquierda griega, Alexis Tsipras, habla ante miles de trabajadores y manifestantes que se han instalado a las puertas del edificio de la radio y televisión públicas en Atenas para resistir su cierre. La decisión se convirtió en una grave crisis para el Gobierno de coalición liderado por los conservadores.
Atenas - La decisión del primer ministro griego, el conservador Andonis Samarás, de cerrar la radio y televisión públicas del país, el ente ERT, amenaza con provocar una crisis en su coalición de Gobierno después de que todo el periodismo nacional se declarara en huelga y los sindicatos convocaran a un paro general para hoy.

Samarás defendió su decisión: "Había un enclave de residuos y nos deshicimos de él. Esto molesta a alguna gente porque querían mantenerlo".

De todas formas, los dos principales socios de coalición de Samarás, el socialista PASOK y el partido de Izquierda Democrática, insisten en mantener una reunión de emergencia entre los líderes de las agrupaciones para resolver la crisis política.

"Le estamos pidiendo al primer ministro que discuta el tema lo antes posible", manifestó el líder del PASOK, Evangelos Venizelos, después de reunirse con Fotis Kouvelis, de la Izquierda Democrática.

Resistencia

Los dos principales sindicatos griegos convocaron una huelga de 24 horas para hoy en respuesta a la decisión de cerrar la radio y televisión públicas en el marco de los recortes del gasto impuestos por la "troika" (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). Además, las federaciones de sindicatos públicos y privados (ADEDY y GSEE) llamaron a manifestarse a las 11 hora local ante la sede central de ERT.

Está previsto que también los ministerios y otros edificios públicos permanezcan cerrados hoy.

La Asociación de Redactores de Periódicos de Atenas (ESIEA) había anunciado previamente ayer una huelga por tiempo indeterminado hasta que el Gobierno dé marcha atrás en su decisión. Los periodistas no emitían noticias excepto las relacionadas con el propio caso de ERT.

En los canales se emitía, en lugar de los noticieros, grabaciones de shows, películas o programas de cocina. "Haremos huelga hasta que el Gobierno dé marcha atrás", anunció el presidente de la Asociación de Redactores de Periódicos de Atenas (ESIEA), Dimitris Trimis. Debido a la huelga no habrá diarios hoy en el país.

Promesas

Entretanto, el Gobierno anunció que ERT volverá a emitir a fines de agosto, tras pasar por un programa de saneamiento, señaló el portavoz del Ejecutivo, Simos Kedikoglou.

"ERT no cierra. Lo que cierra es una estructura edificada de forma desequilibrada y con cimientos podridos", afirmó. El nuevo ente público de radio y televisión tendrá como máximo 1.200 empleados, en vez de los 2.656 de la actualidad, y se llamará NERIT.

La institución será independiente. "No existen en Europa periodistas que sean funcionarios públicos", añadió.

La orden ejecutiva de cerrar los medios públicos debe ser ratificada por el Parlamento en los próximos tres meses y necesita del apoyo de los legisladores de la coalición. El líder opositor de izquierda Alexis Tsipras dijo que el cierre es "ilegal".

La prensa griega asegura que detrás de la decisión está probablemente la presión por parte de la "troika" de acreedores, ya que Atenas tenía que despedir hasta fines de junio a dos mil empleados públicos más. El diario liberal de izquierda Eleftherotypia comentó: "Ejecución (de ERT) por la troika".

El comisario de Economía de la Unión Europea, Olli Rehn, dijo que la Comisión (órgano ejecutivo de la CE) no pidió el cierre de la radio y televisión pública griega ERT como parte de las medidas de austeridad que debe realizar el país.

"La Comisión apoya el papel de los medios públicos como parte integral de una democracia europea", indicó ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

La televisión pública ERT es una institución financiada a través de un impuesto que se cobra a los ciudadanos en la factura de electricidad y a través de la publicidad, controlada por el Estado. Cada nuevo Gobierno nombra al presidente del organismo.

Mientras tanto, un grupo de empleados de la emisora pública permanece atrincherado dentro de un estudio del edificio principal y realiza emisiones vía internet. Es apoyado en el exterior por miles de personas que se manifiestan contra el Gobierno.

También en emisoras regionales algunos empleados seguían emitiendo "programas de protesta".

En la noche del martes el Ministerio de Finanzas declaró que desaparecía el ente estatal de radio y televisión ERT y uno tras otro fueron apagando la señal de los canales y emisoras de radio.

El cierre fue condenado por las asociaciones de griegos en el extranjero y por la Iglesia ortodoxa.

Agencias DPA, AFP y EFE, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario