14 de agosto 2009 - 00:00

Senado: dictamen exprés a retenciones

A menos de 14 horas de haber sido aprobado en la Cámara de Diputados, el proyecto kirchnerista para prorrogar por un año las facultades delegadas, incluida la potestad del Poder Ejecutivo de fijar retenciones, obtuvo ayer dictamen favorable en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

Fue un trámite legislativo exprés. La Cámara de Diputados votó en la medianoche de ayer, a las 00.04, y después del mediodía, pasadas las 13.45, el kirchnerismo ya había firmado en el Senado un despacho de mayoría para convertir en ley en la sesión del próximo jueves la prórroga de las facultades delegadas, que vía derechos de exportación a la producción agrícola, dotan a las arcas del Estado de unos 20.000 millones de pesos anuales.

La bancada oficialista que conduce el rionegrino Miguel Pichetto confía en conseguir el apoyo de sus 35 senadores propios más dos aliados del ARI fueguino, María Rosa Díaz y José Martínez, además del neuquino Horacio Lores. El oficialismo necesitará un piso de 36 votos para conseguir la prórroga por un año de una biblioteca de 1.900 normas dictadas por el Poder Ejecutivo en ejercicio de facultades extraordinarias delegadas por el Congreso, entre ellas, la potestad de fijar retenciones aplicando el Código Aduanero.

Visitas

Aunque el radicalismo de Ernesto Sanz y Gerardo Morales llevará al recinto un dictamen de minoría que también cuenta con las firmas de los senadores Samuel Cabanchik y María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica, desde la UCR admitieron que será complicado ganar la votación en el recinto. Ayer, la Mesa de Enlace anticipó que comenzará una serie de visitas a los despachos de cada uno de los 72 senadores de la Cámara alta para evitar la aprobación de esta normativa que deja tal como están las retenciones a las exportaciones de granos.

Sin embargo, el peronista Pichetto aseguró al término de la reunión de Asuntos Constitucionales que confía en la aprobación de la prórroga de facultades delegadas. La última prórroga vigente vence el lunes 24, y por eso el oficialismo no tiene margen para fallar en la sesión del próximo jueves 20.

Desde la UCR, Sanz tampoco expresó demasiada confianza en sumar la suficiente cantidad de votos opositores, junto al socialismo y el peronismo disidente, para dejar al Gobierno de Cristina de Kirchner sin la potestad de fijar retenciones. El jefe de la bancada radical aseguró ayer que «es probable que se repita el resultado» de la votación en la Cámara de Diputados, donde el oficialista Frente para la Victoria se impuso con 136 votos a favor y 100 en contra.

La única concesión que aceptó la Casa Rosada para asegurarse el apoyo de legisladores aliados de centroizquierda, como los fueguinos del ARI, fue prohibir la subdelegación de esas potestades extraordinarias en otros ministerios del Poder Ejecutivo. Por eso, las facultades delegadas, según estipula el ar-tículo 1° del dictamen kirchnerista, sólo podrán ser ejercidas a través de un decreto de la Presidente o por una disposición del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Una de las principales quejas de Sanz fue que en lugar de «prorrogar en bloque» las facultades delegadas, el Gobierno nacional debería haber dicho «necesito esta y esta otra ley para administrar o necesito que el Congreso me delegue algunas de estas facultades».

Dejá tu comentario