“Si fuera una pelea entre primos, me quedo en casa”

Edición Impresa

Corrientes - Ricardo Colombi quiere calzarse de nuevo el traje de gobernador y aspira a conseguir un pase directo en las urnas el próximo domingo o en un potencial ballottage el 4 de octubre. Desde Encuentro por Corrientes (ECO) y con el apoyo del titular de la UCR nacional, Gerardo Morales, asegura que está en juego «un proyecto de provincia».

El ex intendente radical de Mercedes también enfatiza que no se trata ni de una puja entre los Kirchner y Julio Cobos, ni de una encarnizada contienda entre primos, en referencia al actual mandatario Arturo Colombi. «Si fuera una pelea familiar me quedo en mi casa», dice.

Además resalta que a Fabián Ríos -el otro contendiente, y eventual inclinador de la balanza en una segunda vuelta- le juegan en contra sus votos K en el Congreso (en retenciones y superpoderes). Veamos los tramos centrales de la entrevista que Colombi mantuvo ayer con este diario:

Periodista: ¿La pelea de fondo en la elección del domingo será entre Néstor y Cristina Kirchner y Julio Cobos?

Ricardo Colombi: No. Acá es una cuestión local que tiene que ver con un modelo de provincia y de proyectos. Representamos un proyecto político que tiene como objetivo único y superior al hombre y mujer de Corrientes. Del otro lado hay un proyecto económico encarnado por el gobernador, que prioriza gobernar a través de los medios de comunicación genuflexos del poder de turno. Y la otra pata son los amigos del poder, a través de la obra pública.

P.: El gobernador denuncia que hay un entendimiento entre usted, el kirchnerismo y Gerardo Morales para infringirle una derrota a Cobos.

R.C.: El único entendimiento es con los correntinos, que conocen mi gestiones como gobernador e intendente de mi ciudad. Esa es la mejor carta de presentación que tenemos. Después, esperar que haya un acuerdo político estando nosotros dentro de la UCR nacional, no lo cree ni una criatura de dos años.

P.: ¿Qué rol jugará en el resultado de la elección el apoyo que Cobos le da al gobernador?

R.C.: Es un problema de Cobos. Cada uno va a ser responsable de lo que ocurra. Además, Cobos está fuera del partido y apoya a un candidato que no está adentro del partido.

P.: ¿Será una elección polarizada y se resolverá en primera vuelta, según sus estimaciones?

R.C.: Hay posibilidades de que se resuelva en primera vuelta, pero hay que esperar. Hubo varios cambios en el comportamiento de la ciudadanía porque la gente venció el miedo y puede haber una sorpresa favorable a nosotros.

P.: ¿En el caso de ballottage, cómo será su política de alianzas? A priori parece estar más cercano a Fabián Ríos.

R.C.: Si hay segunda vuelta sería entre el Gobierno y nosotros. Y no estoy cerca de nadie. Más allá de las alianzas, habrá que conversar con los intendentes de distintos partidos, que tienen el poder territorial.

P.: ¿Por qué cree que Ríos, que tiene un guiño de la Casa Rosada, aparece tercero en algunos sondeos?

R.C.:
Porque su discurso no tiene credibilidad y no llega mayoritariamente a la ciudadanía. Y su actuación como legislador nacional le generó un desgaste y lo perjudica, como su votación a favor de las retenciones y de los superpoderes.

P.: Considera entonces que el conflicto con el agro incidirá en el resultado del domingo.

R.C.:
No va a incidir mucho, pero será parte del resultado.

P.: ¿Y la reciente detención del secretario del gobernador, en medio de una campaña enrarecida en su último tramo?

R.C.:
Va a incidir porque es la punta del iceberg. Detrás hay gente más comprometida.

P.: ¿Cuáles son las principales falencias que le achaca a la gestión de Colombi, y qué ejes centrales pretende cambiar en caso de ser electo?

R.C.:
Fundamentalmente la relación con la ciudadanía, que sea basada en buenos modales, en un trato igualitario y en la recuperación de la dignidad. Desde ahí, los ejes serán la educación, la salud, la seguridad, los salarios y las políticas contra la pobreza y contra la mortalidad y la desnutrición infantil. Pero primero hay que recuperar la confianza; nosotros tenemos que hacer honor al mandato que nos delegan.

P.: ¿Cuál será la relación con el Gobierno nacional si triunfa en los comicios?

R.C.:
La relación debe ser madura. No podemos estar ausentes del contexto. Se va a discutir y pelear lo que le corresponda a Corrientes.

P.: ¿Qué opinión le merece la gestión de Cristina de Kirchner?

R.C.:
Tiene que corregir muchas cosas, como la relación con las economías regionales. Corrientes se ve afectada porque no tenemos gas y nos cuesta darle valor agregado a la producción primaria.

P.: ¿Y cómo lee el trato que Nación le dispensó a Corrientes en estos últimos dos años? El gobernador denuncia gruesos atrasos en envío de fondos.

R.C.: Hubo errores compartidos. Hay un gobernador que durante las 24 horas no gestiona y no puede echar culpas a otro. Pero también hay una responsabilidad del Gobierno nacional.

P.: Buena parte de la mirada nacional ve a la compulsa del domingo como una encarnizada pelea entre primos.

R.C.: Hay que estar en Corrientes para conocer en profundidad el escenario: acá está en juego un proyecto de provincia. Todo lo otro es circunstancial por el apellido. Si fuera una pelea familiar, me quedo en mi casa.

Entrevista de Silvina Kristal

Dejá tu comentario