Sorpresa electoral: el independiente Mockus supera ya al uribismo

Edición Impresa

• SUBIÓ 18 PUNTOS EN APENAS DOS SEMANAS.
• EL OFICIALISTA SANTOS, ESTANCADO. SE VOTA EL 30 DE MAYO

Bogotá - Un espectacular vuelco electoral parece tener lugar en Colombia, de acuerdo con lo que marcó una encuesta conocida ayer de cara a los comicios presidenciales del 30 de mayo. El sondeo de la firma Ipsos-Napoleón Franco otorgó al candidato independiente y ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, un 38% de intención de voto, contra un 29% del uribista Juan Manuel Santos (derecha), quien era considerado hasta hace pocas semanas favorito excluyente.

Al cierre de esta edición, los candidatos presidenciales participaban del segundo debate televisado de la campaña, y se esperaba que Santos apuntara su arsenal argumentativo contra recientes definiciones contradictorias de Mockus sobre el venezolano Hugo Chávez y el combate a las FARC.

Mockus, un excéntrico matemático y filósofo bogotano que forjó su campaña en torno a la promesa de «decencia», logró un importante despegue desde que forjó una alianza con el ex alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, que pasó a ser su candidato a vicepresidente. «Estoy impresionado, la fuerza de la 'ola verde' (el color de su propuesta electoral) es enorme. Y, bueno, esa lección de trabajo en equipo se gestó en micro, en pequeña escala, con Sergio Fajardo», reflexionó el postulante.

El sondeo de Ipsos registró un ascenso fulgurante de Mockus en las últimas dos semanas. Pasó de un 20% de los apoyos a un 38%. En cambio, Santos, ex ministro de Defensa y miembro de la familia copropietaria del conglomerado mediático El Tiempo, bajó un punto porcentual. La encuesta, que fue encargada por el canal de televisión RCN, otorgó a la también uribista candidata del Partido Conservador, Noemí Sanín, un 11%, y a Gustavo Petro, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, un 5%.

Si ningún candidato obtiene la mitad más uno de los votos, habrá segunda vuelta el 20 de junio.
Ante esa eventualidad, la encuesta -con un margen de error del 3,5%- otorgó a Mockus una amplia y sorprendente victoria, con un 58% contra un 37% de Santos.

«Esto nunca había ocurrido, todavía nos estamos devanando los sesos para entender» este fenómeno político, declaró el analista político León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris.

Mockus, ex alcalde de Bogotá (1995-1997 y 2001-2003) de 58 años, hijo de inmigrantes lituanos, y enfermo de incipiente Parkinson -según reconoció públicamente-, era famoso por sus excentricidades (ver aparte).

En muchos aspectos, sus definiciones ideológicas son una incógnita. Se sabe que no cuestiona los logros del Gobierno de Álvaro Uribe en la lucha contra la guerrilla narcomarxista de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), frente a la cual promete «firmeza» y no negociar si no liberan rehenes, ni las reformas laborales pro mercado que encaró el mandatario saliente, muy popular también según las encuestas.

En cambio, analistas coinciden en marcar un hartazgo de un sector de la población con sonados casos de corrupción y la extendida trama de la «parapolítica», que afectó al entorno más próximo a Uribe (ver aparte). Este escándalo afecta al uribismo desde 2006, cuando se conocieron nexos económicos y políticos con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupo extremista de ultraderecha responsable de miles de desapariciones y matanzas. Unos 70 legisladores, la mayoría oficialistas, quedaron involucrados en la trama, y también cayó detenido Mario Uribe Escobar, primo del presidente y hombre de su máxima confianza. A este escándalo se sumó una extendida red de espionaje ilegal comandada desde el estatal Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, servicio secreto), y que también afectó al entorno de Uribe en los últimos dos años.

Santos, candidato del Partido de la U (Partido Social de Unión Nacional), centró hasta ahora toda su campaña en sus logros en materia de seguridad cuando fue ministro de Defensa (2006-2009). «Hay un gran desconcierto en el bando de Santos y en la coalición de Gobierno», consideró León Valencia, pero aún tienen un «aparato político, con redes duras en todo el país, del que carece Mockus».

El crucial debate entre los seis candidatos presidenciales con mayor intención de voto comenzaba anoche y era organizado por CityTv y la radio La W (del grupo español Prisa). Antes de la contienda, Mockus se vio obligado a aclarar sus dichos sobre Chávez, a quien había dicho «admirar» el fin de semana. «Respeto al presidente Chávez porque fue elegido y reelegido democráticamente. Utilicé el adjetivo o verbo (sic) 'admirar' y quisiera cambiarlo por 'respeto'», afirmó.

Agencias AFP, EFE y Reuters

Dejá tu comentario