Sta. Fe: sondeos anticipan un triple empate técnico

Edición Impresa

  Santa Fe - Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del próximo domingo delinean un escenario sorpresivo, a partir de que hoy la mayoría de los encuestadores y analistas dan un empate técnico entre los precandidatos a gobernador Miguel Lifschitz (Frente Progresista), Omar Perotti (Frente Justicialista para la Victoria) y Miguel del Sel (PRO).

De la mano de los vericuetos que muestra la política santafesina, esa relación de fuerzas era impensada hace dos meses, cuando Del Sel lideraba las encuestas con comodidad, mientras que Lifschitz había iniciado su lanzamiento a fin de 2014, pero con un intento serio en el medio en pos de una candidatura a gobernador del también socialista Hermes Binner. Por su parte, el peronismo no tenía aún un postulante definido y quedaba en un tercer puesto y con fuga de dirigentes hacia otras fuerzas.

Pero los vientos cambiaron en las últimas semanas, abriendo una incógnita sobre cuál será el resultado final de las PASO santafesinas -de impacto a nivel nacional- del domingo, con vistas a las elecciones del 14 de junio para suceder al socialista Antonio Bonfatti.

Como excómico de Midachi, Del Sel había partido con la ventaja de una alta intención de voto con un casi 100% de conocimiento de su persona en Santa Fe, sumado a que fue dos veces candidato en los últimos 4 años -con buena performance- y a que muchos canalizan en él su "voto bronca" por el flagelo de la inseguridad que azota a la provincia en los últimos años, sobre todo en Rosario y en Santa Fe.

Sin embargo, luego se sumaron reveses por varias declaraciones desafortunadas del candidato del PRO. Por caso, que si es electo gobernador pasará la Caja de Jubilaciones de la Provincia a la ANSES, lo que despertó ira entre los empleados y jubilados estatales.

Por su parte, Lifschitz -senador del departamento Rosario y postulante del socialismo gobernante- también está dentro de los pronósticos porque gobernó esa ciudad durante 8 años y, junto a Mónica Fein, debieron enfrentar las guerras narco y los crímenes diarios en la ciudad. Recurriendo al pedido de auxilio a Gendarmería y con el ingreso de más de 1.500 policías de la provincia, hoy aparecen indicios de que el terreno es más alentador, aun tras el retiro de parte de las fuerzas nacionales.

Pero el panorama en la actualidad es diferente, ya que Perotti -exintendente de Rafaela y candidato único del Frente Justicialista para la Victoria- transita momentos de euforia con números que le son muy favorables, al darlo como el que más creció en las últimas semanas, lo que cambia todo el escenario santafesino. Perotti es un dirigente respetado por propios y extraños, con probada capacidad de trabajo y experiencia y que se hizo cargo de ser candidato del PJ quizás en el peor momento de su historia, cuando todos buscaban encolumnarse en otras fuerzas para lograr un espacio. Muchos marcan allí su mayor fortaleza.

Perotti está acompañado del subsecretario de Transporte de la Nación y exintendente de Granadero Baigorria, Alejandro Ramos, quien aportó a la fórmula su liderazgo en la liga de intendentes del sur santafesino y también la llegada del tren a Rosario, capitalizada políticamente por la dupla.

La incógnita ahora es si Santa Fe cambiará de signo político en los comicios del 14 de junio, frente a una previa de las PASO en la que se habla de triple empate técnico.

Dejá tu comentario