Súbito paso de superávit a déficit

Edición Impresa

Si prospera la iniciativa de algunas provincias de recuperar el 15% de los fondos coparticipados que van directamente a la ANSES, el sistema jubilatorio pasaría de un superávit de $ 10.000 millones a un déficit de más de $ 2.000 millones, advierte el economista Nadin Argañaraz, del IAFAF. Esto enmarca el debate sobre un nuevo cambio en el régimen jubilatorio, que lo haría aún más insostenible.

«En la actualidad, de cada $ 100 que ingresan al sistema jubilatorio, $ 40 provienen del sistema tributario, tanto por detracciones directas de impuestos (impuestos coparticipables como IVA, Ganancias, Bienes Personales, Combustibles, y también no coparticipables, como Monotributo y adicional sobre cigarrillos) como por la precoparticipación del 15%», explica el economista que recuerda que «existen planteos de provincias, caso Santa Fe, ante la Suprema Corte relacionados con la ilegitimidad de la vigencia de la precoparticipación del 15%».

Éste es un tema que debe resolverse en uno u otro sentido, pero claramente no es algo marginal. Para ponerle números, «si dejara de tener vigencia la precoparticipación del 15%, el sistema jubilatorio resignaría ingresos por $ 21.000 millones anuales ($ 12.300 millones irían a provincias y $ 8.700 millones a Nación), tomando como referencia 2010. Esto llevaría el superávit esperado de este año de $ 10.100 millones, a un déficit de $ 2.200 millones, suponiendo que el Tesoro Nacional siga destinando a la ANSES todos los recursos que recibiría por dejar de existir esta precoparticipación».

Argañaraz considera que una decisión que se tome respecto de los niveles jubilatorios no tiene igual efecto, independientemente de lo que suceda con la discutida precoparticipación del 15%. «Por ello resulta muy importante que las decisiones que se tomen consideren el marco fiscal integral que puede preverse para el mediano plazo», advierte. A la hora de financiar la medida también existen opciones varias, como la de sustituir otros gastos o la de aumentar impuestos. El aumento de impuestos no es la única vía disponible para financiar un gasto incremental que se pretenda aplicar.

Dejá tu comentario