Sudestada provocó desborde del río

Edición Impresa

El Río de la Plata a la altura del partido bonaerense de Quilmes desbordó ayer al llegar a una altura de 2,65 metros, como consecuencia de vientos del sudeste de 40 kilómetros, aunque no fue necesario evacuar a los pobladores, según informaron fuentes de Defensa Civil de esa localidad.

«El río, pasadas las 13, salió de su cauce e ingresó dos o tres cuadras, tapando la avenida Otamendi, pero no hubo necesidad de evacuar gente porque al disminuir la intensidad de los vientos quedó estacionado», explicó una fuente del organismo.

El vocero precisó que durante la mañana de ayer, con la alerta del Servicio Meteorológico, «se retiró a los alumnos de dos escuelas de la zona, y los pobladores ribereños afectados están acostumbrados a estas situaciones y esperaron a que bajen las aguas para retornar a sus casas». Por su parte, el Servicio de Hidrografía Naval emitió una alerta por crecidas ante la posibilidad de que alcance la altura de más de tres metros sobre la tabla de mareas. El Centro de Prevención de Crecidas del Servicio de Hidrografía Naval informó que durante la mañana, el Río de la Plata estuvo en 2,10 metros, sobre los valores de la tabla de marea. En Punta Lara, el río llegó a los 2,65 metros y se estacionó, por lo que tampoco fue necesario evacuar a ningún poblador, mientras en San Fernando, «el río alcanzó los 2,80 metros y a esa altura comenzó a bajar», destacó un vocero de Defensa Civil del partido del norte bonaerense.

Dejá tu comentario