Una compañía que busca cambiar el medio ambiente desde los negocios

Edición Impresa

Se trata de una empresa de alfombras y pisos de goma de EE.UU. Propone reutilizar el carbono como materia prima y que lleguen a cero las emisiones. Plantean revertir el calentamiento global.

Buscar la sustentabilidad en el negocio es un objetivo que muchas empresas persiguen. Para conseguirlo se desarrollan estrategias y las organizaciones más conscientes cambian sus planes de negocios para lograr el triple impacto. En ese camino una empresa norteamericana de alfombras se propuso una idea radical: revertir el calentamiento global y dejar de pensar tanto en reducir las emisiones de carbono.

“Si la humanidad cambió el clima por error... ¿cómo se puede arreglar?”, se pregunta Erin Meezan, gerente de sustentabilidad de Interface, una empresa fuerte en el mercado del alfombras que está desarrollando productos con emisiones cero de carbono y materiales reciclados para consumo corporativo y doméstico.

El desafío que se propone la empresa es cambiar el clima desde los negocios. Antes de lanzarse desarrolló una encuesta a expertos climáticos, líderes de negocios, académicos, ONG y autoridades con el fin de obtener distintos puntos de vista sobre cuál sería el clima apropiado para la vida.

Los resultados arrojaron que el 95% de los consultados respondieron que consideran posible pero complicado crear un clima apropiado para la vida. Sin embargo las nuevas generaciones se mostraron más optimistas ya que el 91% de los nuevos líderes lo consideran posible. Por último cuando se les preguntó cuál podría ser el sistema más propicio para lograr un cambio climático positivo y casi la mitad respondió que será la revolución de las energías renovables.

“Tenemos que dejar de pensar únicamente en cómo limitar el daño causado por el cambio climático y empezar a pensar cómo revertir el calentamiento global”, enfatiza Meezan que estuvo de visita en Buenos Aires para participar de Sustainable Brands.

Pero esta no es una preocupación nueva para la compañía, desde hace doce años lanzaron un programa Mission Zero con el objetivo de eliminar cualquier impacto negativo de la empresa sobre el medio ambiente para 2020 utilizando materiales de circuito cerrado, productos bajos o neutros en emisión de carbono y cadenas de suministro sustentables, un objetivo que la especialista adelanta alcanzará holgadamente.

Según sus números, con esta propuesta pueden reducir los gases de efecto invernadero en un 96%, abastecer sus plantas con un 88% de energías renovables y comprimir en un 91% sus desechos sanitarios.

Este cambio de paradigma que propone la empresa global de alfombras y pisos de vinil se basa en tres principios de la ciencia: “Vivir Cero”, al hacer negocios de forma tal que tengan cero impacto en el medioambiente; “Amar el carbono”, al dejar de ver el carbono como el enemigo y usarlo como un recurso y “Dejar a la Naturaleza Refrescarse” al apoyar la capacidad de la biosfera de regular el clima. Además suman un principio adicional: liderar una re-revolución industrial, al transformar la industria en una fuerza para el futuro más sostenible. “Nuestro modelo de negocios es restaurativo, no es un modelo que busca hacer menos mal, sino que busca tener un impacto positivo”, razona Meezan.

El fuerte de este modelo es la manera de trabajar el carbono. La ejecutiva explica que hay un exceso de emisiones de carbono que se pueden captar y usar para crear productos como plásticos, cemento, combustible y, claro, alfombras. “Hoy existen tecnologías para capturar carbono de la atmósfera y transformarlo en plástico y usarlo como materia prima para desarrollar otros productos y por último reutilizarlo y reciclarlo para prevenir que vuelva a la atmósfera”, enuncia sobre su método para la fabricación de alfombras y pisos ecológicos.

También acuñaron un concepto “Fábricas como bosques” que se enfoca en transformar las oficinas para que pasen de ser “huella cero” a proporcionar el mismo impacto que los ecosistemas de alto rendimiento. ¿Cómo lo hacen? “re-imaginando y re-diseñando las instalaciones de las compañías para que sean ecoeficientes y puedan tener un impacto positivo”, asegura.

Por último se presta especial atención a la cadena de valor, exigiendo que los proveedores trabajen con materia prima el 100% reciclada o proveniente de materiales biológicos. “Esto conlleva un cambio en su modelo de negocio y para eso formamos alianzas para acompañarlos a lograr esos objetivos”, define Meezan y asegura que solo compran a aquellos que incorporan estos criterios de sustentabilidad.

La empresa con sede en EE.UU. tiene operaciones en todo el mundo, incluso en la Argentina, donde trabaja en mayor medida con clientes corporativos como bancos, hoteles y recientemente con Mercado Libre, a quien le previeron de los pisos para las nuevas oficinas estrenadas meses atrás. También desarrollan iniciativas puntuales en diferentes partes del globo. En México por caso, fomentan el limpiado de los mares de plásticos a los que reutilizan como materia prima para alfombras y pisos de vinilo. “Queremos cambiar la forma en que se hacen los negocios, no cobramos más por una alfombra que es sustentable, la idea no es poner barreras sino impulsar un cambio en la forma producir y consumir productos sustentables”, concluye la especialista.

Dejá tu comentario