Tarde de bostezos en La Paternal

Edición Impresa

Argentinos y Belgrano lucharon en La Paternal mucho más de lo que jugaron, y redondearon un pálido 0-0. Desde el comienzo, el encuentro estuvo empantanado en la zona media y la fricción fue el común denominador del juego. El conjunto local terminó con diez hombres por la expulsión de Juan Sabia, mientras que la visita, aunque arriesgó con los cambios para ganarlo, se terminó conformando con el punto de visitante, a la espera de Boca en la próxima fecha.

El primer tiempo fue muy chato, con lucha permanente en la mitad de la cancha y con pocas llegadas a los arcos. Argentinos tuvo mayor tiempo la posesión de la pelota, pero le costó crearle peligro a un rival que lo esperó bien en el medio y que le generó problemas de contraataque. A los 12 minutos, Matías Giménez probó desde afuera y Luis Ojeda alcanzó a desviar. Sobre los 30, Belgrano volvió a llegar. César Pereyra comandó una réplica, quedó mano a mano con el arquero y nuevamente salvó Ojeda.

Recién a seis minutos de terminar la etapa, Argentinos inquietó a Juan Carlos Olave, con un tiro libre de Miguel Ángel Torrén, que salió al lado del poste izquierdo. En el segundo período, y por el bajo rendimiento de su equipo, Leo Astrada buscó variantes con Leandro Barrera, Germán Basualdo y Gonzalo Prósperi, pero no se modificó el desarrollo del partido. Belgrano siguió marcando mejor y Giménez y Pereyra fueron los hombres más peligrosos del encuentro. En concreto, fue un partido muy flojo y ninguno de los dos hizo méritos suficientes para llevarse los tres puntos.

Dejá tu comentario