Tensión en Pilar: grupo comando asaltó un country

Edición Impresa

El country Los Lagartos, en la localidad bonaerense de Pilar, vivió ayer una jornada de tensión. Al menos tres delincuentes, fuertemente armados, robaron tres casas, lo que provocó que los vecinos tuvieran que permanecer encerrados en sus propios hogares hasta entrada la tarde. Es que la Policía allanó el predio en busca de los ladrones, que hasta anoche permanecían prófugos y su huida se convertía en una incógnita.

El hecho ocurrió pasadas las 14.30 en el country situado en el kilómetro 46,500 de la ruta Panamericana, a la altura de dicho partido de la zona norte del conurbano. Fuentes policiales informaron que se recibieron denuncias por robos en tres casas, dos linderas y la restante ubicada en un radio de 100 metros en la zona cercana a la cancha de polo. De acuerdo con los voceros, las víctimas contaron que fueron tres los delincuentes armados que las asaltaron y robaron dinero, joyas, ropa y otros objetos de valor.

"Eran tres personas a cara descubierta. Dos de ellos muy bien vestidos, uno de los cuales comandaba todo, amenazó a la empleada doméstica con un arma para que le abriera la puerta". Tras ello, la maniataron con precintos y durante una hora revolvieron todo el inmueble, sostuvo una de las víctimas. Además agregó que "una de las armas tenía silenciador". Y sostuvo que "la seguridad del lugar nunca apareció, sólo personal policial".

Por su parte, la Policía investiga si uno de los habitantes del country Los Lagartos es el entregador de los robos en el barrio. Mientras, los vecinos apuntan a posibles inquilinos. "Son muchos los que en esta época alquilan sus casas y no lo notifican", sostuvieron.

No se trata de la primera vez que ocurre un hecho delictivo allí: desde diciembre hubo una serie de asaltos en los que nunca pudieron detectar cómo salieron los ladrones, por lo que la hipótesis más fuerte es que hay un vecino que refugia a los delincuentes después de los asaltos.

Al cierre de esta edición había un importante despliegue en la puerta y en el interior del barrio. Allí, donde viven más de 600 familias, se instalaron al menos 250 efectivos policiales que se desplazaban en más de 15 patrulleros, además de los efectivos de la empresa de seguridad con la que cuenta el country. Ya entrada la noche, se hicieron presentes en el lugar el grupo comando Halcón y el jefe de la Policía Federal, Hugo Matzkin, junto a helicópteros que sobrevolaban la zona.

Según el relato de los vecinos, los individuos ingresaron en un auto de alta gama, aparentemente marca Audi, haciéndose pasar por vecinos del country, y tras robar en las viviendas habrían recibido ayuda interna. Según las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad, ese auto no salió del predio, por lo que se cree que los ladrones hasta anoche permanecían allí, por lo que la Policía extremó los controles en el ingreso y el egreso y montó un operativo de búsqueda casa por casa.

Dejá tu comentario