Tensión en rutas: camioneros contra el campo por piquetes

Edición Impresa

En el segundo día de paro agropecuario, productores rurales de ocho provincias se mantuvieron ayer concentrados sobre la ruta, con cortes intermitentes del tránsito. La protesta se extiende en cerca de cien localidades de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Chaco, La Pampa, Tucumán y Santiago del Estero, y se da en un marco de aumento de la tensión, con nuevas denuncias de atentados y contrapiquetes organizados por camioneros.
A partir de hoy se endurecerán las medidas. Así lo anticipan fuentes de los diferentes cortes, donde se prevé que con el inicio de la semana haya más intentos de transportistas que buscarán trasladar mercaderías agropecuarias por ruta. «La única salida del conflicto es que los legisladores den quórum para tratar el proyecto de retenciones», graficó Juan Ferrari, titular de la Federación Agraria de Gualeguaychú. En principio, esta semana seguirán los contactos con legisladores de la oposición, de cara a la sesión prevista para el martes de la semana próxima. Por su parte, el diálogo con el Ejecutivo está totalmente congelado, según indicaron ayer a este diario fuentes de la Mesa de Enlace.
Mayor concentración
De este modo, se espera una mayor concentración de productores en las rutas para impedir el paso de cereales, oleaginosas y faena gorda en pie. Sí se permitirá -garantizan fuentes de la Mesa de Enlace- la circulación, la comercialización de alimentos perecederos (leche, frutas y hortalizas), ganado de invernada y conserva, y productos provenientes de las regiones afectadas por la sequía.En la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, la protesta del kilómetro 53 de la Ruta 14 fue moderado ayer. El piquete que ocasionó largas filas durante el sábado fue transformado en «punto de control de cargas». «No quisimos perjudicar el traslado del turismo. Pero mañana (por hoy) se endurecerá la protesta», indicaron desde el entorno de Alfredo de Angeli, titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, que capitanea desde hace años el régimen de protestas en Gualeguaychú.
El kilómetro 53 fue uno de los más tensos durante el sábado, especialmente luego de que la Gendarmería se retirara y De Angeli denunciara que se estaba creando una «zona liberada». Ayer, aún sin Gendarmería, el escenario era relativamente tranquilo.
La tensión se trasladó a otros puntos del país, como es el caso de Leones, 240 kilómetros al sudeste de la capital provincial, donde un grupo de camioneros reaccionaron contra el cese de comercialización bloqueando los ingresos a la ciudad. Este «contrapiquete» cuenta con apoyo del intendente Fabián Francioni.
Orden judicial
En Chaco, la jueza federal subrogante Alicia Virignin ordenó despejar la Ruta 95 a la altura de la localidad de Gato Colorado, donde se registró uno de los cortes del tránsito más duros. La magistrada hizo lugar a la solicitud del gobernador Jorge Capitanich, para mantener «el libre tránsito» y «la seguridad de los transeúntes». Los dirigentes agropecuarios firmaron el oficio judicial en el que se indicó que la ruta se liberará cada tres horas.
La localidad santafesina de Armstrong es otro punto de alta conflictividad. Allí, sobre la Ruta 9, trabajadores de la industria metalmecánica tienen montada una carpa y manifiestan en reclamo de medidas para el sector y apoyan la protesta de los productores agropecuarios. Ayer hubo una asamblea en plena ciudad, en tanto que hoy habrá otro encuentro a las 11, en el cual estará Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria.
También en Santa Fe, la concesionaria ferroviaria de carga América Latina Logística (ALL) denunció ayer dos atentados, uno de los cuales terminó en el descarrilamiento de una formación, en las localidades de Alcorta y Santa Teresa. ALL desmintió que la formación descarrilada llevara cereales e indicó que sujetos no identificados aflojaron los bulones que sujetan las vías, y lograron que el viernes pasado una formación de dos locomotoras y 51 vagones vacíos descarrilara.

Dejá tu comentario