TORMENTAS PERFECTAS ECONÓMICA Y POLÍTICA

Edición Impresa

El primer ministro Yorgos Papandréu sufrió ya deserciones en el oficialismo y la oposición se niega a aprobar el ajuste exigido por la Unión Europea y el FMI.

Papandréu se somete hoy a que el Parlamento le apruebe un nuevo gabinete. Es alto el riesgo de que fracase.

Con la calle enardecida, el Gobierno griego defiende un ajuste por 28.000 millones de euros. El déficit está disparado y la deuda representa un 150% del PBI.

En tanto, Europa no logra ponerse de acuerdo sobre cómo actuar. Alemania, que tiene alto poder de mando, reclama que los bancos acepten una reestructuración y pierdan algo.

A Alemania la acompañan Holanda, Finlandia (ambos con bloques euroescépticos en sus parlamentos) y países del Este. En la vereda de enfrente.

Francia lidera la posición de los que aceptan incrementar el rescate. Lo acompañan España, Portugal, y otras economías que también se sienten contra las cuerdas.

Dejá tu comentario