Trump cambió y adoptó postura pro Israel ante el lobby judío

Edición Impresa

Washington - El aspirante presidencial republicano Donald Trump afirmó que la prioridad en política exterior en caso de llegar a la presidencia de Estados Unidos será derogar el acuerdo nuclear con Irán durante una conferencia ayer en el AIPAC, el mayor lobby judío del país, y prometió reconocer Jerusalén como capital de Israel, reemplazando así su postura neutral por una proisraelí.

"Mi prioridad número uno es desmontar el desastroso acuerdo con Irán", dijo Trump en la conferencia anual del Comité de Relaciones Públicas Israel-EE.UU. (AIPAC), el grupo de lobby proisraelí estadounidense.

El magnate, que siempre se había dicho neutral en el conflicto entre Israel y Palestina, aclaró ayer que "los palestinos deberán venir a la mesa de negociación sabiendo que el vínculo entre Estados Unidos e Israel es inquebrantable". "Tienen que venir a la mesa dispuestos a detener el terror que se comete a diario contra Israel y a aceptar que Israel es un Estado judío que existirá siempre como un Estado judío", agregó.

El magnate estadounidense había adelantado en una entrevista con la cadena CNN que si llega a ser elegido presidente de Estados Unidos en los comicios de noviembre, reconocerá a Jerusalén como capital de Israel y transferirá su embajada a la Ciudad Santa desde Tel Aviv.

"Lo haría con bastante rapidez. El hecho es que sí me gustaría verla trasladada, me gustaría verla en Jerusalén" a la embajada, señaló.

Trump fue entrevistado minutos antes de dirigirse a la conferencia de AIPAC, el mayor grupo lobbista judío norteamericano pro Israel en Washington, señalando que "no hay nadie más pro Israel" que él. "La seguridad de Israel no es negociable", insistió.

Las declaraciones del multimillonario ocurrieron horas después de que la precandidata demócrata, Hillary Clinton, favorita para competir contra él en las elecciones presidenciales, lo criticara por mantener una posición neutral frente al conflicto israelí-palestino. Semanas atrás, el polémico aspirante republicano había dicho que prefería ser "neutral".

"No podemos ser neutrales cuando los cohetes caen sobre barrios residenciales, cuando los civiles son apuñalados en la calle, cuando los ataques suicidas se dirigen a inocentes. Algunas cosas no son negociables", destacó Clinton. "Necesitamos manos firmes, no un presidente que dice que es neutral el lunes, que está a favor de Israel el martes y quién sabe el miércoles", agregó la exsecretaria de Estado.

Con un marcado carácter conservador, todo lo que rodea la conferencia del AIPAC tiene siempre que ver con cálculos políticos (todo candidato presidencial pasa por sus focos), pero esa vertiente es más evidente este año por las elecciones presidenciales de noviembre.

Por eso, Clinton prometió en su intervención que una de las primeras decisiones que tomará como presidenta será invitar a la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con quien el presidente Barack Obama mantiene una fría relación, especialmente por el pacto nuclear con Irán.

Aunque defendió ese acuerdo, Clinton consideró que las "provocaciones" de Teherán, como la reciente prueba con misiles balísticos, son "inaceptables y deberían de ser respondidos firme y rápidamente, incluyendo más sanciones".

Con unos 5,3 millones de personas, la comunidad judía estadounidense es la más importante después de los 6 millones que viven en Israel, con lo que sólo en estos dos países se concentra la mayor parte de miembros de esta confesión religiosa.

Los dos rivales de Trump en la contienda republicana, el senador por Texas, Ted Cruz, y el gobernador de Ohio, John Kasich, también expusieron en la conferencia anual de AIPAC.

El otro aspirante demócrata, Bernie Sanders, de confesión judía, no asistió porque tenía organizados actos de campaña en el oeste de Estados Unidos. No osbtante, aseguró que, si llega a ser presidente, sería "amigo" tanto de Israel como de los palestinos, y pidió a Jerusalén que acabe con la "ocupación del territorio palestino" para poder alcanzar la paz en la región.

Agencias EFE, AFP y Reuters

Dejá tu comentario