UCR: candidatos cuestionados ya agravan interna

Edición Impresa

La campaña por presidir el Comité Nacional de la UCR entra en su etapa final de cara al 16 de diciembre, con el saliente intendente de Santa Fe, Mario Barletta, como protagonista de una pirueta reglamentaria para convertirse en delegado nacional, y la díscola Sandra Rioboó, a quien la cúpula radical considera expulsada de sus filas, lista para comenzar a recorrer distritos y sumar adhesiones.

Ayer, mientras Julio Cobos recibía en su despacho a Rioboó y al titular de la Convención Nacional, Hipólito Solari Yrigoyen, en la provincia de Santa Fe, las autoridades locales del partido se disponían a aceptar la renuncia forzada de tres delegados nacionales para que Barletta quede habilitado a postularse como presidente de la UCR. Sin embargo, el vicegobernador electo de la provincia, Jorge Henn, ya advirtió que esta irregularidad podría dar lugar a un reclamo en estrados judiciales.

Barletta, que el 10 de diciembre dejará su cargo, dijo incluso que «nadie puede desconocer que en un partido tan grande como la UCR hay diferencias sustanciales», por lo que evaluó que los enfrentamientos en la Convención celebrada el sábado en Vicente López «eran una instancia que se tenía que vivir». «No se necesitan pasos al costado, sino pasos adelante.

Esperemos que el año que viene estemos a la altura en el rol de ser oposición»
, concluyó el intendente santafesino.

Sospecha

Cobos, que ayer almorzó con un grupo de senadores que buscan desplazar a Gerardo Morales de la conducción del bloque en la Cámara alta, sospecha que detrás de la cuestionada precandidatura de Barletta se esconde un intento del senador jujeño por volver a presidir el Comité Nacional de la UCR como plan B ante un eventual veto judicial al jefe comunal de la capital santafesina.

Ayer también continuó la disputa política entre Morales y el dirigente bonaerense Leopoldo Moreau, quien volvió a advertir que en el radicalismo no hay un liderazgo para llevar adelante la reconstrucción del partido y abogó por una conducción que abarque a todos los sectores a través de una me-sa amplia para la toma de decisiones. El histórico dirigente radical aseguró que tam-poco existe «un dirigente con la espalda suficiente» para llevar adelante el relanzamiento del centenario partido político, en una nueva crítica al santafesino Barletta, quien ya aseguró viene «flojo de papeles» para asumir al frente del Comité Nacional.

Moreau, que el viernes protagonizó un acalorado cruce con Morales en la Convención partidaria, volvió a cuestionar el «antikirchnerismo bobo» que impulsó en los últimos años la cúpula radical y, en declaraciones radiales insistió en la necesidad de que haya una «renovación» partidaria.

Dejá tu comentario