Un festejo muy sufrido

Edición Impresa

Rafael Nadal revalidó su título en el Masters 1000 de Madrid, tras el abandono por lesión del japonés Kei Nishikori cuando el marcador ya iba con 2-6, 6-4 y 3-0 favorable para el número uno mundial. Así, el español consiguió ante su público su primer torneo de la temporada europea sobre polvo de ladrillo, ganando confianza de cara a Roland Garros, que comienza en dos semanas en París.

Nishikori, que arrastraba en los últimos días problemas en su espalda, finalmente renunció en la parte final del partido, tras haberse impuesto en el primer set por 6-2 y haber comenzado bien en el segundo, antes del despertar de Nadal. La estrella local evitó una nueva decepción, después de sus eliminaciones en cuartos de final de los recientes torneos de Montecarlo y Barcelona, contra los españoles David Ferrer y Nicolás Almagro, respectivamente. El de Madrid es su tercer título del año, tras los conseguidos en Doha y Río de Janeiro. Nishikori, N°12 del mundo y que hoy entrará por primera vez en el top 10 del ranking ATP, algo que ningún japonés había logrado, no pudo repetir el éxito de hace dos semanas en Barcelona, donde levantó el trofeo de campeón al ganarle al colombiano Santiago Giraldo en el último partido.

"Me estaba pegando una paliza. Aunque sea de esta manera, ganar en Madrid es una victoria muy, muy importante para mí, admitió Nadal tras el abandono del japonés, que a partir del 4-2 del segundo set comenzó a cojear ostensiblemente afectado por problemas en la cadera que se trasladaron a la pierna izquierda.

Sharapova, firme

En el torneo femenino, la ganadora fue la rusa Maria Sharapova, que remontó ante la rumana Simona Halep para terminar venciendo por 1-6, 6-2 y 6-3. La número 9 del mundo, de 27 años, se adjudicó un segundo título sobre polvo de ladrillo esta temporada, tras el logrado en Stuttgart hace dos semanas, un buen augurio a dos semanas del inicio de Roland Garros, donde ya fue campeona en 2012. De esta forma, la exreina del circuito obtuvo el 31º título de su carrera, que le servirá para escalar hasta la séptima posición de la WTA y tomar confianza ante un posible enfrentamiento contra Serena Williams en la capital francesa. La estadounidense tuvo que retirarse en esta ocasión del torneo español antes de cuartos de final debido a problemas musculares en un muslo.

Dejá tu comentario