31 de diciembre 2009 - 00:00

Un grupo comando robó tres locales en shopping de Pilar

Una banda integrada por al menos cinco delincuentes robó ayer en un golpe comando tres locales del shopping «Torres del Sol» de la localidad bonaerense de Pilar y, sólo en una joyería, se llevaron al menos u$s 100.000 en alhajas.

El hecho ocurrió alrededor de las 11.30 en el mencionado centro comercial ubicado a la altura del kilómetro 50 del ramal Pilar de la Autopista Panamericana, donde los ladrones redujeron a un policía y en pocos minutos robaron joyas y dinero en los tres locales sin ser detenidos.

Los tres comercios asaltados fueron la joyería «Cormery» del local 24, la casa de turismo «Call» del 41 y la marroquinería y talabartería «Las Gredas» del 42. Los voceros contaron que el raid delictivo comenzó con la captura de un policía bonaerense que realizaba vigilancia en el shopping.

«Uno de los delincuentes vino corriendo, encañonó al policía y lo metió por la fuerza dentro de la joyería. Detrás se sumaron dos cómplices también armados», explicó una fuente de la investigación. Dentro de la joyería, los ladrones inmovilizaron al Policía esposándolo por la espalda con su propio juego de esposas y además le robaron la pistola 9 milímetros reglamentaria. Los asaltantes redujeron a un custodio privado que ya estaba dentro del local y a los empleados y los obligaron a entregarles la plata de la caja.

Sin embargo, lo más valioso del botín fueron las joyas, alhajas y relojes que los ladrones se llevaron de algunas de las vitrinas y que, según la primera estimación que hizo el encargado del local ante el fiscal y la policía, podrían estar valuadas en entre u$s 80 y 100 mil. A la salida de la joyería, los ladrones se dividieron y decidieron continuar los robos en dos locales de enfrente. Uno de los delincuentes se encargó de robar la recaudación de la caja de la talabartería «Las Gredas».

«Acá entró un solo delincuente. Me amenazó, me obligó a tirarme a piso y pidió a los gritos el dinero. Fueron segundos, pero parecieron horas», explicó una de las empleadas de la talabartería a la prensa. Otro de los asaltantes entró a la casa de turismo y cambio «Call» pegada a la marroquinería y robó dinero de la caja y unos u$s 200 a un cliente que justo estaba cerrando un viaje, según confiaron voceros policiales.

Los tres asaltantes actuaron a cara descubierta y huyeron en dos automóviles que por la descripción que dieron los testigos a los investigadores, serían dos Volkswagen Golf, donde los esperaban dos cómplices más que actuaban de choferes. «Yo estaba charlando y de repente sentí gritos y veo a dos señores con bolsos grandes diciendo `vamos, vamos`como si estuvieran muy apurados», dijo una mujer que trabaja en otro local del shopping.

La testigo dijo que no vio a ninguno de los ladrones armados, pero aseguró que los dos que vio tendrían «arriba de 40 años» y que «estaban bien vestidos con jean y chomba y no llamaban la atención».

Dejá tu comentario