30 de enero 2002 - 00:00

Atrae policial con ritmo brasileño

Atrae policial con ritmo brasileño
Rubem Fonseca, «Y de este mundo prostituto y vano sólo quise un cigarro entre mi mano». Rubem Fonseca (Mina Gerais, 1925), uno de los más brillantes narradores brasileños, además de abogado, profesor universitario y periodista, fue durante un tiempo comisario en el barrio de San Cristóbal, en Río de Janeiro. Desempeñar esa tarea junto con su pasión por el cine (ha sido guionista entre otros de Walter Salles), lo ha impulsado a escribir (además de notables cuentos y valiosas novelas) una serie de policiales que tienen como protagonista a Gustavo Flavio, un abogado escéptico que considera que «los casos de homicidio son una especie de charada donde los clientes -que siempre son sospechosos-mienten, los policías mienten, los testigos mienten» y más aún cuando se trata de una serie de mujeres que mueren en circunstancias misteriosas. (Bogotá, Norma, 2002, 100 págs.)

Dejá tu comentario

Te puede interesar