Berlín, la mayor vidriera de la arquitectura actual

Espectáculos

Berlín fue la ciudad más arrasada durante la segunda guerra: entre agosto de 1940 y abril de 1945, los bombardeos aéreos lanzaron unas 75.000 toneladas de explosivos, a las que deben agregarse 40.000 toneladas de obuses disparados por artillería rusa, en su asalto final. Pero el boom de la edificación de postguerra y sus lineamientos arquitectónico-urbanísticos fueron también destructivos, como advierte el historiador alemán Michael Hesse.

En 1957, la primera Muestra Internacional de Arquitectura de Berlín (InterBau) trabajó sobre el concepto «La ciudad del ayer». Dos décadas más tarde Joseph Kleihues, modificaría el rumbo sustancialmente al proponer y ejecutar la « Reconstrucción crítica» (así la llamó) de Berlín. Kleihues nació en Rheine (Estado de Renania del Norte-Westfalia), en 1933. Estudió Arquitectura en la Universidad Técnica de Stuttgart (1955-57) y en la de Berlín (1957-59), así como en la Escuela Superior de Bellas Artes de París (1960). Fue profesor en la Universidad de Dortmund (1973-94), en la Cooper Unión de Nueva York (1986-91), en Yale (1987), y en la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf.

Entre sus numerosas obras, proyectó diez museos, entre ellos el de Arte Contemporáneo de Chicago y el de Arte Contemporáneo de Berlín (1996), que fue el reciclaje de la antigua estación ferroviaria de Hamburgo (mediados del XIX). Para Kleihues, arquitectura y urbanismo era inseparables y se complementaban mutuamente. Su nombre ha quedado unido a uno de los máximos emprendimientos de las últimas décadas: la IBA, Exposición Internacional de Arquitectura de Berlín 1984-87.

• Gran proyecto


Fue en 1979 cuando Kleihues recibió el encargo de trazar el Plan Maestro para la IBA, cuyo objetivo era ordenar las nuevas áreas en la zona sur de los distritos de Friedrichstadt y Tiergarten, en Tegel y en la Prager Platz, en Berlín oeste todavía dividida por el oprobioso muro de 1961, demolido en 1989. El gran proyecto tenía que finalizar en 1984, como homenaje al libro de Orwell, pero se completó en 1987, donde llevó a cabo más de cuarenta concursos internacionales.

El Plan Maestro de
Kleihues, «un esfuerzo por desarrollar el modernismo en relación con la historia», en sus palabras, generó una nueva concepción de ciudad, más allá de Berlín, como teoría general urbana. Su concepto urbanístico se ve hoy reforzado por múltiples obras de los más destacados arquitectos del mundo, y así es como Berlín ha pasado a ser la ciudad europea que no pueden dejar de conocer los arquitectos de hoy. Como Chicago lo es en los Estados Unidos.

Al sur de la zona que circunda la Plaza Parisina se encuentra el Monumento Conmemorativo del Holocausto (2005), proyectado por
Peter Eisenman (Nueva York), que es un recuerdo de la matanza irracional de seis millones de judíos. A lo largo de Ebertstrasse, enlazando con el Tiergarten, un entramado de cubos de hormigón se desarrolla en 19.000 m2, en el centro de la ciudad.

En la Pariser Platz, está el DZ Bank (2000), del arquitecto californiano
Frank Gehry, autor del Museo de Bilbao (1997). Se destacan, en la fachada, hileras de ventanas que sobresalen como balcones, y la estructura de telaraña en la cúpula. Entre la Plaza Parisina y la Wilhelmstrasse, la Embajada Francesa (2002) de Christian de Portzamparc, nos recuerda su Auditorio y Escuela de Música, en el Parc de La Villette de París. En las terrazas del Reichstag, Sede del Parlamento alemán, Foster agregó una cúpula. El magnífico edificio (1884) de Paul Wallot, de la época del kaiser Guillermo, se proponía representar la grandeza del Imperio Alemán, proclamado en 1871 en Versailles. En 1991, se decidió que el Palacio Reichstag albergaría la sede del Parlamento.

Dos años más tarde se encargó la reconstrucción del Bundestag a
Sir Norman Foster, que suprimió todas las instalaciones posteriores al XIX y se propuso conservar el carácter neobarroco de la obra. Si bien, en un primer momento Foster había diseñado un techo con forma de baldaquín, luego decidió restaurar y ampliar la cúpula de cristal que es recorrida por miles de turistas que llegan a la ciudad. Una obra frente al Reichstag, es la Cancillería Federal de Axel Schultes y Charlotte Frank (Berlín). Es un edificio central rodeado de oficinas en sus alas laterales con forma de peine. El jardín del Canciller fue diseñado según los planos de Cornelio Müller y Jan Wehberg, en la margen opuesta del Spree, y es fácilmente accesible gracias a un puente sobre el río. Schultes ganó también el Concurso Urbano «Spreeboger» (1993), y es muy reconocido por sus diseños para museos, como la Sala de Arte Schim en Francfurt (1982) y el Museo de Arte de Bonn (1992).

Cercanas al Arsenal al que están unidas por un paso subterráneo, se distinguen las obras de ampliación del Museo Histórico Alemán del arquitecto japonés-americano
Ieoh Ming Pei con los alemanes Eller & Eller (2003). Es un proyecto que resalta las oposiciones entre transparencia y opacidad. Una estructura maciza donde se destacan una ventana y un mirador de cristal. El espacio para exposiciones tiene una base triangular y salas de exhibición en cuatro niveles.

Junto al Hotel Adlon, de los años '20, y reciclado en el mismo emplazamiento de la preguerra,
Michael Wilford proyectó la Embajada Británica (2000), una obra que se destaca sin precedentes.

Las tiendas francesas Galerías Lafayette (1996) del francés
Jean Nouvel son de las obras más excepcionales en la Friedrichstrasse. Como en otras, Nouvel se ha interesado por los efectos de luz y transparencias y en su interior se destacan dos conos de cristal que atraviesan los cinco pisos comerciales y se juntan en la planta baja. Las estructuras vidriadas también caracterizan al Sony Center (2000), enfrente de la estación Potsdamer Platz. Este conjunto diseñado por Helmut Jahn y Murphy (Chicago), podría aparecer formalmente en cualquier otra gran ciudad, pero es impresionante por su magnitud. Un patio central cubierto por algo así como velas de un barco, aloja todo tipo de negocios para los turistas y refuerza esta imagen de que Berlín es una gran exhibición de arquitectura actual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario