Buen tango virado al rock

Espectáculos

«BAensimismado». Carlos Cutaia. CCCI 03.

La formación de piano, batería y contrabajo evoca a la de un trío de jazz. El lenguaje de un músico que ha visitados distintos lenguajes pero que casi siempre ha recalado en el rock, está relacionado precisamente con esta música. Pero estamos frente a un disco de tango que presenta clásicos del género y piezas originales. El atractivo de este trabajo está entonces en esa mezcla que no permite ubicarlo con comodidad en ningún estante.

Cutaia se formó en el piano clásico. Vivió en Europa. Hizo música para escena y fue parte de distintas experiencias relacionadas con el rock -Pescado rabioso, La máquina de hacer pájaros y El Huevo, entre otras-. Hace un tiempo, sin embargo, que se ha sentido atraído por el tango y ese interés ha quedado plasmado en dos discos anteriores «Para la guerra del tango» de 2004 y «Sensación melancólica» de 2005- y ahora en este nuevo CD. Tanto en los clásicos, «Bahía Blanca» de Di Sarli, «Responso» de Aníbal Troilo y «Revirado» de Piazzolla, como en sus propias composiciones, el tratamiento elegido tiene una reminiscencia rockera. Pero no hay aquí instrumentoselectrónicos, ni voces que pongan letra a las canciones, como sí ocurría en sus trabajos anteriores, ni un vértigo carnal que podría asociarse a esa música. En cambio, hay una sonoridad acústica, arreglos camarísticos a la manera del mundo clásico, una instrumentación que remite al jazz y un cuidado absoluto por el material trabajado. Y su piano está respaldado por dos muy buenos músicos, con Daniel «Pipi» Piazzolla en batería y su hijo Ezequiel Cutaia en el contrabajo.

Ricardo Salton

Dejá tu comentario