"Carmen" austera, pero valiosa

Espectáculos

«Carmen». Mus.: G. Bizet. Lib.: Meilhac y Halevy. Dir. Mus. : S. Frangi. Régie: A. D'Anna. Asoc. Prof. De la Orq. Del Teatro Colón. Coro Juventus Lyrica (Dir. M. Pesce) y Coro de niños J.L. (Dir. R. Bravo). (Teatro Avenida). Próximas funciones: 6 y 8 de abril.

"Juventus Lyrica" comenzó su temporada con la reposición de «Carmen», de Bizet, ópera que ya había sido representada por la institución en una ocasión anterior. Sin cambios significativos, Ana D'Anna, regista y directora artística de la institución, volvió a desplegar su visión escénica de la más popular creación lírica del repertorio francés. En la década del setenta se podría haber calificado su trabajo como un producto de la «estética de la pobreza».

Con la perspectiva del tiempo, hoy le cabría como definición «estética de la economía de recursos» o mejor «de lo austero». D'Anna ajusta su concepto escénico a las posibilidades que le brinda su arsenal de cantantes, coreutas, actores, figurantes y, sobre todo, recursos materiales para llevar a cabo su misión. Así, sin escenografías corpóreas ni la espectacularidad visual que siempre implica una ópera como «Carmen», la regista se adapta a lo que tiene. De esta manera la plaza sevillana del primer acto se soluciona con un telón de fondo con una entrada y un cúmulo de trastos que semejan tiendas de ventas típicas, o el escondite de la montaña donde viven los contrabandistas del tercer acto, con un escenario cubista.

Diversidad que se soluciona manejando cada escena como un núcleo dramático cerrado, trabajado desde el punto de vista teatral teniendo como objetivo la verdad escénica, el documentalismo y sobre todo la intensidad del trabajo actoral.

Como resultado de su gesto artístico, esta «Carmen» tiene sello propio y no se parece a ninguna otra de las vistas en Buenos Aires en los últimos tiempos. Se podrá estar de acuerdo o no, pero nunca negar su eficacia e intensidad.

Si una mujer bravía y ganada por la pasión es el motor de la historia, esta versión parece sumar el temperamento de otras. Al de Ana D'Anna se acopla el de Susana Frangi en la dirección de la orquesta. Esta mirada femenina coadyuva al triunfo del espectáculo con su precisión pero también con su autoridad,con su potencia pero asimismo con su sensibilidad. El conjunto de instrumentistas del Teatro Colón y los integrantes del coro y del coro de niños de Juventus Lyrica respondió a las indicaciones de las respectivas direcciones.

En ese contexto se lució un cuarteto principal de aptos cantantes, combinados entre los de trayectoria profesional con los aún estudiantes (es el caso de Sebastián Angulegui, como Escamillo).

María Luján Mirabelli reiteró su conocida interpretación del protagónico al lado de un ferviente Norberto González como Don José, y una eficaz Micaela en la voz de Daniela Tabernig.

Dejá tu comentario