Crece negocio con la figura de Frida Kahlo

Espectáculos

Frida Kahlo es, sin duda, la artista mujer más famosa del mundo, no necesariamente por su producción que es muy escasa y poco conocida, sino por todo el mito y leyenda que rodea su vida.

El próximo 6 de julio se cumplirán 100 años de su nacimiento en la ciudad de México. Vivió en Coyoacán, uno de los barrios mas bellos de esa populosa ciudad que hoy cuenta con 22 millones de habitantes. Su tragedia comienza cuando, a los 18 años, sufre un accidente que la postra en su cama, y ante esta circunstancia comienza a dibujar y pintar. Fue la mujer de Diego Rivera, el más importante pintor mexicano de todos los tiempos. Frida era de un físico pequeño y Rivera, un hombre enorme y imponente.

Uno de los lugares importantes para conocer su obra y vida es el Museo Casa de Frida que se encuentra en el delicioso y colonial Coyoacán, que es, después del museo antropológico, el más visitado de la ciudad.

La obra de Frida Kalho es calificada generalmente como surrealista, pero también tiene un concepto de realidad que algunos consideran ingenuo, porque confunden su falta de una acabada técnica pictórica con la expresión del inconsciente de la artista, que de ninguna manera, y su vida lo demuestra, era naive. Entre otros, fue amante de Trotsky; él vivió en su casa durante largas temporadas hasta que las peleas en todos los órdenes con Rivera acabaron con la amistad.

Sus autorretratos, donde se destacan sus pobladas cejas, son lo más reconocido. Se han vendido siete obras de su autoria en sumas que superan el millón de dólares. La de mayor valor, titulada «Raíces», alcanzó los 5,5 millones de dólares en el pasado mes de mayo. Está pintada sobre una chapa de metal, como es habitual en México con los ex-votos, y es de pequeñas medidas (30 x 50 cm.); fue realizada en 1943 y es un ícono de su obra.

Otro pequeñísimo autorretrato (18 x 15 cm) logró 1.320.000 dólares. El más conocido por los argentinos es el que compró Eduardo Costantini en más de 3 millones de dólares. Representa a la artista con un mono y un loro y es, sin duda, una de las piezas emblemáticas del Museo de Arte Latinoamericano porteño.

La cantidad de libros que se refieren a su vida y su correspondencia se han multiplicado en la última década; incluso se ha creado la Frida Kahlo Corporation, que explota la imagen de la artista. Entre sus últimas «creaciones» se cuenta una muñeca, cuyo precio unitario es de 250 dólares y de la cual se producen 100.000 al año. También han elaborado un tequila con su nombre; todo lo cual demuestra, una vez más, que algunos personajes dan para cualquier cosa.

Dejá tu comentario