Espectáculos

"El Golem": versión algo más sangrienta que la de Borges

Uno de los mitos claves del género fantástico es el del Golem, esa figura generada a través de la Cabala que puede verse como un antecedente ancestral y hebreo del Frankenstein de Mary Shelley. El personaje tuvo un solo clásico, el film mudo expresionista alemán de Paul Weggener de 1920, y luego algunas versiones dispersas de bajo costo, como el film ingles “It”. Esta es una nueva versión ,y nada menos que desde Israel, aunque lamentablemente los hermanos Doron y Yoav Paz -codirectores- y el guionsita Ari Cohen desaprovechan una gran oportunidad, ya que la idea de revivir al Golem en su tierra ya era de por sí buena por sí misma.

La acción transcurre en Lituania en el siglo XVII en una aldea judía oprimida por los pueblos vecinos. Cuando se hace claro que los lituanos los van a masacrar, una mujer desafía los consejos del rabino y, estudiando las letras más sagradas de la Cabala, hace surgir un Golem para que los defienda.

En esta versión el Ser es muy sangriento en sus ataques, pero no coincide con la silueta gigantesca del cine mudo y las ilustraciones de época: es un niño que, en un punto, depende de su creadora además del papiro que lleva en la boca. Esto es anticlimático, igual que el ambiente rural que contradice las descripciones urbanas del magistral film de Weggener, que no era un film clase B como éste sino una auténtica superproducción. Las actuaciones son desparejas pero hay gore como para entretener a sus entusiastas.

“Golem. La leyenda” (”The Golem”, Israel, 2018). Dir.: D. e Y. Paz. Int.: H. Furstenberg, I. Golan, K. Cernyakov.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario