El premio Klemm 2020 distinguió 40 notables obras en su muestra

Espectáculos

El marplatense Daniel Basso obtuvo el primer premio Adquisición con "La orejona", y el segundo fue para "Acosta Ñu" de Laura Códega.

El Premio Federico Jorge Klemm a las Artes Visuales se presenta anual e ininterrumpidamente desde 1996. Semillero de artistas, muchos de ellos ya consagrados en nuestro país y el exterior, entre ellos, Carolina Antoniadis, Florencia Levy, Elba Bairon, Estanislao Florido, Max Gómez Canle, Leo Battistelli y Patricio Larrambebere. En su reglamento se establece que el Primer y Segundo Premio ingresan a la colección patrimonial como modo exclusivo de adquisición, lo cual conformó a lo largo de estos 24 años una importante colección de arte argentino contemporáneo.

De entre 1736 postulaciones, el jurado seleccionó 40 obras que se exponen con el protocolo correspondiente en la sede de la Fundación. El Primer Premio Adquisición le fue otorgado a Daniel Basso (Mar del Plata, 1974) por “La Orejona” (madera, bronce, fórmica y soga de barco) nombre que se le da a la copa de futbol de la Champions League. Una excelente ejecución de refinado ebanista, con una mirada, a veces irónica y otras kitsch, como se pudo apreciar en 2019 en una muestra individual. El Segundo Premio Adquisición fue para Laura Códega (Campana, 1977) por su obra “Acosta Ñu”, una estructura en tela en forma de lágrima sobre la que están cosidas, calabazas rotas, pintadas, quemadas que refiere a la matanza de niños durante la Guerra de la Triple Alianza. Su obra, dramática en general, provoca incomodidad y reflexión por una acusación permanente a cánones históricos establecidos.

Graciela Rosati (Buenos Aires,1982) fue acreedora a una de las dos Menciones No adquisición por “Pinte UD”, una serie que alude a la falta de estima por las artistas mujeres en el curso de la historia del arte. Grafopinturas tomadas de obras originales y en el caso de la obra premiada, un hecho verídico sucedido en 1914: la sufragista Mary Richardson entra a la National Gallery de Londres y tajea el desnudo de Velázquez “La Venus del espejo”. María Emilia Hendreich (La Plata, 1992), con gran rigor formal, la artista es la protagonista escondida detrás de una columna a la entrada de un pub que puede ser londinense o neoyorquino. Julián D’Angiolillo (Buenos Aires, 1976) ha realizado importantes largometrajes, documentales. Aquí presenta un video de 11’ “La Garra de Puerto Madero”. Un relato que se va convirtiendo en siniestro.

Como siempre, en la obra de José Luis Landet (Buenos Aires, 1977), la recuperación es parte de su proyecto visual. Recuperación de paisajes de artistas desconocidos, invisibilizados por el poder hegemónico que dirige los hilos del arte, construyó un personaje, quizás verdadero o ficcional, un artista sobre el que investigó su quehacer, un tal Carlos Gómez (1945-2014).En distintas ocasiones presentó obras en el piso, armó instalaciones con bastidores, y en esta muestra presenta” 27 fragmentos para bordes y contornos de un paisaje”, construyendo así una narrativa de carácter conceptual , en absoluto críptica. Se destacan “El after del after“, 2020, retablo de témpera s/tabla de Andrés Piña (Mendoza, 1992), la excelente obra perteneciente a la serie “Interior es exterior es interior” de Leila Tschopp, una geometría nunca convencional, y la delicadeza habitual de Silvia Rivas con “Fuerza Diagonal”, dos canales de video, loop, monitores. (Marcelo T. de Alvear 628. Lunes a viernes de 11 a 18).

Dejá tu comentario