Electrotango ineficaz

Espectáculos

«Trashnoche». Ultratango. MDR Records.

Neotango, tango electrónico, música tecno, vanguardia a partir de las nuevas tecnologías, experimentación tímbrica, fusión entre el pasado y el presente. En principio, cualquiera de todas estas expresiones podría caberle a Ultratango, una formación liderada por los hermanos Leo y Gastón Satragno (hijos de Pinky y Raúl Lavié) quienes, años atrás, exploraran la electrónica, aunque por rumbos más cercanos al pop, con el grupo El Signo. Ultratango cuenta además con músicos «acústicos»: el violinista Sami Abadi, el baterista y percusionista Braulio D'Aguirre y el bandoneonista Julio Pérez.

Después de la experiencia del disco «Astornautas» de 2003 en el que, obviamente, trabajaron sobre la música de Piazzolla, con «Trashnoche» decidieron ampliar el territorio de exploración hacia un pasado algo más lejano. Está Piazzolla con «Adiós Nonino» y «Vuelvo al sur», pero también hay composiciones de Julián Plaza («Nocturna»), Julio De Caro («El monito»), Aníbal Troilo («La trampera»), Carlos Gardel («Volver») y varias de los mismos Satragno. La realización es impecable; porque los hermanos manejan profesionalmente los samplers, los teclados y las computadoras y porque el grupo se completa con los buenos músicos acústicos citados.

El resultado estético, en cambio, es menos interesante. Porque a pesar de que muchos de los sonidos salen de instrumentos no convencionales para el tango, no se escuchan grandes novedades respecto de lo que fueran los timbres tradicionales del género; como si la electrónica, en definitiva, estuviera intentando emular algunos instrumentos acústicos. Como aporte «tanguero puro», aparece la voz de Lavié en «Volver».

R.S.

Dejá tu comentario