Emoción y bloopers en homenaje a Santaolalla

Espectáculos

Gustavo Santaolalla fue distinguido el martes como «personaje del año» en una fiesta organizada por la cámara que reúne a la industria musical. La primera de estas fiestas que, a la vez, funcionan como introducción a la entrega de los premios Gardel, fue hace dos años cuando el homenajeado fue León Gieco, y el año pasado fue el turno de Diego Torres. Esta vez, con una lujosa reunión en el Tattersal de Palermo, Santaolalla es el argentino exitoso, radicado en Los Angeles, que acaba de ganar un Oscar por la música de la película «Secreto en la montaña» («Aunque el homenaje a Gustavo estaba planeado desde antes de que ganara el Oscar», según aclaró Lalo Mir, animador y conductor de la fiesta). Antes, recibió muchos Grammy, fue fundador del grupo Arco Iris, trabajó con León Gieco en el proyecto «De Ushuaia a La Quiaca» y fue considerado por la revista «Time» como uno de los latinos más influyentes de los EstadosUnidos.

Este encuentro anual organizado por CAPIF -la cámara que reúne a los productores de fonogramas y videogramas- es, como decíamos, un preámbulo para los premios Gardel, que este año se entregarán en el teatro Gran Rex el 5 de abril. Y allí se dieron cita, como siempre, ejecutivos y empleados de las empresas discográficas grandes y pequeñas, funcionarios, como el saliente secretario de Cultura porteño Gustavo López, el ministro de Educación, Daniel Filmus y el presidente del INCAA Jorge Alvarez, periodistas y muchas personalidades de la música: Mariano Mores, Mercedes Sosa, Charly García, Fabiana Cantilo, Alejandro Lerner, Pedro Aznar, Héctor Starc, Abel Pintos, Roxana Amed, Gieco, Aníbal Kerpel, Daniela Herrero, Iván Noble, Lito Vitale y Piero, entre otros.

En la fiesta no faltó la emoción, por ejemplo cuando Santaolalla hizo una extensa autobiografía que compensó, según sus propias palabras, el escaso minuto que le dieron en la entrega de los Oscar; los muy buenos momentos musicales. Mercedes Sosa, Gieco, Charly, Orozco-Barrientos, Lerner, Alfredo Toth, Pablo Guyot, la uruguaya Lágrima Ríos, Kevin Johansen y los especialmente llegados Café Tacuba y Molotov fueron algunosde los que subieron a tocar y cantar con el homenajeado.

También hubo algunos «bloopers». Ya cerca del final de la fiesta, entró
Fernando Peña, a caballo y disfrazado de cowboy, para hacer un monólogo. Jugó, obviamente, con el tema de «Secreto en la montaña» e hizo una muy larga perorata sobre su propia condición de gay que concluyó desnudándose completamente, para sorpresa de la mayoría que no esperaba ese cierre. Pero la incontinencia verbal del actor lo hizo volver al escenario cuando ya su momento había concluído, interrumpiendo la actuación de Jaime Torres que sólo alcanzó a decir «buenas noches» y se retiró, seguramente ofendido, por el desplante.

R.S.

Dejá tu comentario