En un año, rating del Martín Fierro cayó a la mitad

Espectáculos

"¿Cuando termina el debate?" se preguntaban los directivos de «América», pendientes del rating minuto a minuto del «Martín Fierro». ¿Pero qué debate? ¿El de «Gran hermano famosos» o el de los candidatos a Jefe de Gobierno en el cable? Insólitamente se referían al del cable, que estimaban «robaba» unos 6 puntos de rating a una transmisión de premios que resultó la más baja del lustro, con 19 puntos y una duración, ya clásica, de 4 horas y media. Si bien fue lo más visto de la noche, atrás quedaron los últimos años: en 2006, se registraron 37.7 puntos en «Canal 9», y en 2005 había sido de 38.5.

Evidentemente, no sólo al público le interesa menos la premiación de APTRA sino a los nominados que ganaron y enviaron emisarios a retirar las estatuillas. El desplante máximo lo hizo Marcelo Tinelli, quien no sólo iba a tener su homenaje a la trayectoria por los diez años de «Ideas del Sur», sino que se alzó con dos premios en las categorías conducción y reality, pero no se dejó ver. En cambio sí subió orgullosa Susana Giménez a recibir la distinción por sus 20 años en TV de manos de Mirtha Legrand.

Curioso lo de esta última, que se quejó porque esperaba el premio a los 40 años de trayectoria pero se conformó finalmente con entregar la distinción a Giménez, quizá para jactarse de que «debutó dudosa y me consultó a mí si debía lanzarse a la TV. Creo que no me equivoqué en aconsejarle que tenía que animarse. Han intentado separarnos pero no hay poder en el mundo que lo logre», dijo a Giménez, quien desde su mesa le tiraba besitos y coronó con un piquito a su novio Jorge Rama para inspirarse antes de subir al escenario.

Previamente, Legrand había dado la orden en la sala, cual maestra de grado, para que los presentes se sentaran y «atiendan por favor porque lo que va a ocurrir es muy lindo». Se refería a la entrega del premio a Giménez, que varios APTRA reconocían creado ex profeso para que ella asistiera a la fiesta, pues no existe aún premio al año sabático. Nunca se sabe, quizá los premios inspiren el descanso, como ocurrió con Nicolás Repetto, único en ganar dos veces el Martín Fierro de Oro. Con la lógica de las celebrities quedó claro que APTRA incluye en las ternas fichas obligadas sólo para asegurarse el «glamour» que aportan históricos de la farándula.

Desde el escenario, Giménez dejó implícita su relación distante con el oficialismo cuando indicó que «ocho presidentes me visitaron en estos 20 años de carrera, quienes no vinieron fue porque no quisieron». Néstor Kirchner nunca asistió.

Como siempre, APTRA dejó contentos a todos: empataron «Canal 13» y «Telefé» con 13 estatuillas cada uno, el Oro previsible fue para «Telefé» por «Montecristo», y tercero quedó el canal que televisó, «América», con 6 premios, tres por el noticiero, uno por «RSM», otro por Mariana Fabbiani y el sexto por «Tiempo límite». «Canal 9» obtuvo sólo un premio (tenía igual cantidad de nominaciones que «América»), y «Canal 7» no se llevó ninguno (con excepción del especial de «Los siete locos» de Cristina Mucci).

Otros que no se hicieron ver y pese a todo ganaron fueron Mario Pergolini, Adrián Suar, Viviana Saccone, Carlos Belloso, Cris Morena, Gerardo Sofovich, Elizabeth Vernaci, Adrián Paenza y Rodrigo Noya. De los ausentes que no ganaron premios, APTRA se lamentaba por Sebastián Ortega, Gastón Pauls, Nicolás Cabré, Miguel Angel Rodríguez y Gustavo Yankelevich, pero no se supo de ninguno de esos que lamentara haberse perdido esta cena.

El menú consistió en una entrada de blinis de maíz con salmón, queso crema, ragout de palta y endivias; el primer plato tuvo lomo en salsa de vino tempranillo y hierbas con papas alemanas, espárragos y champignon y el postre fue un gateau crocante de almendra y helado de crema. A la prensa, en el salón aledaño, la convidaron con quesos y sushi.

En contraste con los ausentes, hubo decenas de colados, algunos anónimos y otros famosos, que no habían sido invitados pero nadie se había animado a «rebotar», como había ocurrido el año pasado con Graciela Alfano y Matías Alé. Esta vez fue Viviana Canosa, enemiga declarada de APTRA, que llegó con la tarjeta de Sofovich, quien la había mandado a retirar su estatuilla. Según contaba la pelirroja (tan pálida que varios llamaban «el cadáver de la novia»), los APTRA se quejaban de su presencia. Pero el papelón máximo llegó cuando, al ganar «Tiempo límite» de Sofovich, coincidieron la Canosa de «Canal 9» con Liliana Parodi de «América» en la intención de recibir el premio. Hasta que quedó claro que la estatuilla era por la edición del año pasado y se la quedó Parodi por «América».

Entre los ganadores se destacaron « Montecristo» con 7 premios y siguió una miniserie que pasó por «Canal 13» sin pena ni gloria como «Vientos de agua», con 6 estatuillas. También se destacó «Sos mi vida» de «Canal 13» con 5 premios y entre los perdedores se contaron «Mujeres asesinas» (oro del año pasado que tenía 7 nominaciones y ganó sólo una). Araceli González se retiró apenas perdió, como Diego Maradona el año pasado cuando aspiraba al Oro y al saber que no lo tendría se esfumó.

También resultó perdedor «El tiempo no para» de Canal 9, que tenía 6 nominaciones y no ganó nada; «Casados con hijos» de «Telefé», con 6 nominaciones sólo ganó una. Florencia Peña no disimulaba su falta de alegría pese a haber criticado a «Telefé» cuando respuso por enésima vez la comedia que protagonizó junto a Francella.

En cuanto a los looks de la noche se destacaron las lentejuelas y los habanos. Pese a la prohibición de fumar en espacios públicos fueron varios los que pidieron ceniceros y sacaron a relucir sus cigarrillos con los que se paseaban por el salón, entre ellos Jorge Rial, invitado por «América» y no por sus enemigos de APTRA. Y obviamente Jorge Lanata, siempre pitando cuando la cámara lo enfocaba.

Las lentejuelas más estridentes fueron las de Luisana Lopilato y Graciela Alfano, dos bellas exponentes argentinas, una joven y otra madura pero que parece rejuvenecer al lado de su marido Matías Alé, a quien insiste en pasear. En esa línea, Moria Casán llegó pasada la medianoche con su joven novio al que los chimenteros ya apodaron «sex toy», lástima que fue sólo para aplaudir el premio a su amiga Giménez pues era de las invitadas obligadas a las que APTRA convoca por el supuesto glamour.

La autoproclamada diva Florencia de la V, siempre divertida a la hora de encontrarla en el baño (femenino) sin red a la hora de criticar los modelos de las colegas: «Valentina Bassi parece Trapito» vociferaba a propósito del vestido de la actriz «Y las mujeres asesinas son asesinas en serio, se sacan los ojos».

La gran bomba de la noche fue sin duda Natalia Oreiro y su look Ava Gadner, con ojos delineados en negro, labios rojos y vestido blanco de seda que sólo dejaba ver su ínfima colaless, opacando a cualquier mujer que se cruzara en su camino. Inclusive su amiga Mónica Ayos, con quien iba de la mano al baño.

En cambio Leticia Brédice se daba piquitos con amigas mientras el diseñador Jorge Ibañez no lo hacía con sus jóvenes amigos pero sí les convidaba champagne a la boca. Sobre el atuendo, Ibañez comentó que el más desprolijo había sido Roberto Pettinato, con traje multicolor y zapatillas, a los besos con su novia, con quien también se levantaba cada tanto para ir al toilette.

Otros que concurrían al baño juntos eran Pablo Echarri y Nancy Duplaá, a quienes interceptaban todos para hacerse los interesados en la boda y la luna de miel. La pareja que algunos entusiastas comparan con Brad Pitt y Angelina Jolie, repetía que México había sido increíble. Esos mismos entusiastas con los que aspiran a «oscarizar» el «Martín Fierro» en una TV que exhibió esa misma noche el debate del «Gran hermano famosos» y el show de los candidatos en un canal de cable.

Dejá tu comentario