Guerra de vedettes: Pergolini vs. Tinelli

Espectáculos

"Bailando por un sueño", el show con el que «Canal 13» confía mantenerse primero en rating tuvo su capítulo inaugural con el baile del concursante ciego Serafín, que dio la primera batalla fuerte del año entre Marcelo Tinelli y Mario Pergolini y a la que ya se subieron todos: desde el INADI, asociaciones de no videntes y de personas con síndrome de down hasta la vicejefa de gobierno porteño Gabriela Michetti.

Tras la presentación el lunes del concursanteciego en el primer «Showmatch» de la temporada, Mario Pergolini dijo en su programa de radio (y luego lo ratificó en «Intrusos») que la «TV cruel busca rating como sea, falta que pongan a bailar a mogólicos y paralíticos». La respuesta no tardó en llegar, empezando por la queja formal del Instituto Nacional contra la Discriminación.

Desde el monopolio «Clarín», hasta « Telenoche» dedicó espacio a un informe sobre el Pergolini discriminador. Ayer a la mañana, Pergolini acusó a «Clarín» y «Telenoche», diciendo que «Le chupan las medias al Gobierno cuando lo necesitan y después, cuando se tienen que dar vuelta, se dan vuelta». Y redundó: «Pusieron al ciego para subir el rating como cuando 'Canal 13' pone a los gordos, de la forma que los pone; no es que le preocupen los gordos sino que lo hacen para tener rating, que a la larga es de eso de lo que se trata la televisión. Mi crítica fue que no importa si ponen cualquier persona si llama la atención, es un problema de los programas que se llaman populares».

El asuntó derivó en el festín que se hizo Jorge Rial en «Intrusos», donde pusieron a debatir a Ana María Giunta, quien trabaja hace años en el teatro con discapacitados, a Gabriela Michetti, quien desde su silla de ruedas mandó saludos a Rial luego de expedirse al respecto y finalmente María José Lubertino, titular del INADI. Lubertino había hablado a la mañana con Pergolini, para confirmarle que sería citado por sus declaraciones y que estaba bajo la lupa del Observatorio de Medios.

Con tono algo amenazante, Lubertino habló con Pergolini: «Vas a ser citado, tenemos un par de temitas previos. Pero no sos el único, también cuestionaremos las publicidades sexistas que están al aire y a periodistas que intervinieron en la cobertura del lockout agropecuario». Con esto último Lubertino confirma el castigo a los términos e ideas que enojan a diario a Cristina Kirchner de parte de movileros y periodistas.

Otro que opinó sobre discriminación y se encolumnó en la lucha promonopolio fue Alberto Cormillot, columnista del programa «Cuestión de peso», quien reflexionó: « Pergolini tiene conflictos con 'Canal 13' desde que se fue a 'Telefé' y es lógico que caigamos todos en la volteada. Que la emisora piense en el rating es lo más normal del mundo, ya que es una empresa privada y ése es su trabajo. Por eso, de los gordos me encargo yo y nadie más».

Entretanto, otros temas más importantes quedan tapados por el humo.

Carolina Liponetzky

Dejá tu comentario