Murió el escritor y activista ruso Eduard Limonov

Espectáculos

Fue una figura de la política y la literatura de peso. Tenía 77 años y falleció en Moscú. Su biografía "Limonov", escrita por Emanuel Carrere, lo popularizó.

El escritor y activista Eduard Limonov, que se popularizó por la biografía escrita por el periodista y escritor francés Emmanuel Carrère, murió este martes en Moscú a los 77 años, según comunicó su partido Otra Rusia.

"Hoy, 17 de marzo, ha muerto Eduard Limonov. Todos los detalles serán comunicados mañana", informó el partido en un mensaje en su página web, según reproducen medios como La Vanguardia y El País.

Fue soldado voluntario en la República Serbia de Krajina, militó con grupos disidentes soviéticos y trabajó como mayordomo durante su exilio en Nueva York, en la década de 1970, cuando escribió libros como "Soy yo" y "Memorias de un punk ruso", entre otros.

Su figura comenzó a ser reconocida a través del libro "Limonov", que ya lleva 16 ediciones solo en español, fue editado por Anagrama y escrito por Carrère en 2011.

"Limonov no es un personaje de ficción. Existe y yo lo conozco", advierte el francés en la que fue definida como una novela biográfica o una biografía novelada y por la que ganó el Prix des Prix a la mejor novela francesa, el Premio Renaudot y el Premio de la Lengua Francesa.

1.jpg
"Limonov", la célebre biografía del poeta y activista ruso escrita por Emmanuel Carrere.

"Limonov", la célebre biografía del poeta y activista ruso escrita por Emmanuel Carrere.

"Desgraciadamente, [su muerte] se ha producido hace media hora en el hospital", aseguró hoy el diputado comunista Sergei Chargunov a la agencia TASS.

"Hasta el final, se mantuvo en contacto, pudimos hablar y escribirle. Estaba lúcido y y tenía buena salud", agregó sobre Limonov (Dzerzhinsk, 1943).

El ensayista y novelista se refirió al libro escrito por Carrère en 2016 y expresó: "Se trata de una obra inspirada en mí, pero no soy yo, no me reconozco. Aunque le estoy agradecido porque lo hiciera. Tengo otros amigos que decían que iban a escribir un libro sobre mí, pero no lo hicieron. Carrère, además, es muy diferente a mí, él es un representante de la burguesía francesa, y yo no".

En la misma entrevista, brindada a La Vanguardia, Limonov resaltaba que sus libros eran "mejores que los de Carrère" y explicaba que muchos no eran autobiografías, sino meditaciones y ensayos, de los que estaba "muy orgulloso" aunque reconocía que "por desgracia no tienen tanta repercusión".

En una entrevista que brindó el año pasado al diario El Mundo de España había asegurado que su aparición en la literatura había sido "más bien azarosa".

"Era lo único que me ofrecía la situación en la que crecí y en la que me hice consciente de mí mismo. Otros oficios extremos me eran inalcanzables: uno no podía convertirse entonces en una estrella de rock. Tampoco había posibilidad de dedicarse a la política, así que me desempeñé en la literatura. Fue lo que me obligó a hacer mi destino", explicaba Limonov sobre su vínculo con la literatura.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario