Noralih Gago: "En tiempos difíciles es más necesario soltar la lengua"

Espectáculos

El Festival Internacional de Cabaret en Argentina (FICA) contará con grupos invitados de México y España así como artistas locales, entre otros Osqui Guzmán, Malena Pichot y Mónica Cabrera.

“El cabaret no tiene cabida ni en el teatro comercial ni en el oficial porque están ligados a lo que debe decirse para que caiga bien al gran público”, dice Noralih Gago, una de las artistas con más años en la escena cabaretera de la mano de su mítico personaje Concha del Río, y directora del Festival Internacional de Cabaret en Argentina (FICA) que durante cuatro días presentará los principales exponentes nacionales e internacionales del género.

El Teatro Picadero será la sede del FICA con una apertura en el pasaje Santos Discépolo que buscará llevar a la calle el espíritu del festival, con entrada libre y gratuita, y donde se presentará la madrina del festival, Renata Schussheim, por considerarla un referente del género y “mucho más que una vestuarista o artista plástica”, indicó Gago.

Entre el 12 y 15 de diciembre transcurrirá el festival que traerá desde México “Indecente Caramelo Varieté”, con Nora Huerta y Marisol Gasé de las Reinas Chulas; de España se verá “De la Puríssima”, en tanto las propuestas nacionales serán “Fugaz -impro cabaret” con Osqui Guzmán y Leticia González de Lellis, “Tertulia nocturna de relatos espeluznantes argenti-nos”, con Andrea Fiorino junto a Carlos Chiappero, “Protocolo Cabrera”, con Mónica Cabrera, y el cierre con “Persona”, cuatro monólogos de Charo López, Malena Pichot, Ana Carolina y Vanesa Strauch. Dialogamos con Gago.

Periodista: ¿Cómo está el humor social para ir a ver shows de política?

Noralih Gago: Antes sentía que estábamos muy divididos y era más difícil, pero ahora no tanto; estamos todos mal, todos tristes, sobre todo con lo que pasa en Chile, Bolivia, Colombia. Creo que a pesar de la bandera política que se levante necesitamos transformar eso en música, humor y arte. Latinoamérica está sangrando y se nos hace muy necesario pero también difícil reírnos o hacer reír, pero resistimos. Creemos que es vital poder soltar la lengua.

P.: ¿Qué relación tienen los shows de stand up o improvisación con el cabaret?

N.G.: El cabaret es un género que contiene varios otros géneros. Mientras tengamos humor, música, crítica social y sátira política es cabaret. Todo lo que presentamos en el festival contiene esos ingredientes más allá de que algunos sean stand up o improvisación. Está la tertulia y el rescate del cuplé, que es la base del cabaret. En el bar habrá espectáculos de humor político, hay otros que tienen mayor diversidad, todo está apuntado a criticar y reírnos de lo que somos como sociedad y lo que todavía tendríamos que mejorar, evolucionar.

P.: Los drag queens estuvieron siempre en el género mientras hoy se tilda de “moderno” a cualquier contenido que incluya transexuales, ¿qué opina?

N.G.: Estoy contenta de lo que sucede a nivel integración, pero no me gusta marcar la diferencia. Nosotros tuvimos siempre artistas trans, ahora está de moda y se acepta. Me encanta por fin que amigas actrices que no habían tenido otra posibilidad de actuar en una tira ahora lo puedan hacer, pero todavía nos falta que no se lo tilde de “diferente”, que asumamos que son actrices como cualquier otra actriz. Me alegra porque por fin pueden vivir de este trabajo mientras no tanto tiempo atrás lo único que les quedaba era la prostitución. Todavía falta mucho para que no nos llame la atención. Tiene que ver también con los usos y costumbres de los espectáculos, muchos creen que el cabaret atrae público gay, soy conscien-te de eso pero porque es un género libre y no porque esté dirigido al gay.

P.: ¿Qué espacio real tiene el cabaret en la escena teatral?

N.G.: No tiene mucha cabida en el comercial y no me parece tan mal porque se supone que el oficial y comercial están ligados a lo que hay que hacer y decir

para que caiga bien al gran público. El cabaret es justamente lo contrario, es políticamente incorrecto, así que oficial no puede ser; estamos siempre criticando gobiernos, sea quien fuere; siempre viendo el error y haciéndolo resaltar. En lo comercial no reniego de la buena entrada de dinero y por eso ahí las propuestas son más ligeras. Pintan un mundo que está lejos de lo que vivimos.

P.: ¿Cómo seleccionan los espectáculos extranjeros?

N. G.: Son espectáculos que hemos visto, en el mundillo cabaretero nos conocemos, siempre estamos con ganas de encontrarnos y hacer cosas juntos. A veces podemos invitar, otras no; esta vez, por ejemplo, México o España pudieron colaborar con los pasajes a traves de sus apoyos de Cultura, y nosotros invitamos con la hotelería.

P.: ¿Qué ayuda estatal reciben?

N.G.: Es un festival muy independiente y recibimos algunos subisidios de Proteatro, del INT y de SAGAI para manejarnos. Serán cuatro días de fiesta cabaretera. Siempre admiré a los músicos, que se juntan a zapar y así crean. En el cabaret logramos eso gracias a este encuentro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario