"Para ser director hay que estar loco"

Espectáculos

Cannes (AFP) - «Para hacer películas hay que estar loco, ¡es un obsesión peligrosa!», dijo Martin Scorsese (foto), en su lección de cine magistral impartida en el Palacio del Festival de Cannes. «Para ser director no es necesario pasar por una escuela de cine, en cambio hay que estar loco, tener una naturaleza obsesiva. Quiero decir, que es indispensable querer hacer películas por encima de todo en la vida. Si otros son capaces de tener una vida personal, una familia, ¡que Dios les bendiga! Yo hablo de mí», dijo el director, de 64 años, que también en Cannes lanzó una Fundación Mundial para el Cine para rescatar grandes obras caídas en el olvido.

Scorsese contó su vida y comentó extractos de películas suyas proyectados en una pantalla a sus espaldas. «A mí no me quedó otra. A los tres años era asmático y en aquella época era una enfermedad muy seria. El asma me impedía jugar con los demás niños y sobre todo practicar deporte: me pusieron en un cuarto con un vaporizador, me dieron medicinas muy fuertes que me cambiaron la voz».

«Mis padres eran de un medio popular, en mi casa no se leía y lo único que podían hacer era llevarme al cine. Creo que mis vínculos con el cine y las películas pasan por mi relación emocional con mis padres: como no conseguía decirles lo que sentía, vivía mis sentimientos hacia ellos a través de las películas a las que me llevaban», dijo. «En un sentido, pienso que nunca lo he superado y esto me dio la obsesión emocional de dar gusto a mis padres».

Dejá tu comentario