Las estrellas, más millonarias con sueldos del streaming

Espectáculos

Días atrás, Scarlett Johansson encendió la mecha de una bomba que explotó en el corazón de Hollywood: le hizo juicio a Disney porque consideró que no se había respetado el contrato firmado entre ambas partes por “Viuda negra”, y por el cual -según ella- la empresa, hoy también titular de la franquicia de Marvel, se comprometía a estrenar el film a la vieja usanza: primero en los cines y tiempo después en el streaming. Como Disney lo lanzó simultáneamente en ambos medios, Johansson estimó que eso había afectado sus ganancias en el porcentaje de taquilla, que no comprendía el streaming en Disney+. La empresa contraatacó y no sólo están en estos días dirimiendo en tribunales quién tiene razón, sino que además hizo público el salario que la actriz percibió por su trabajo en la película: 20 millones de dólares.

La infidencia revolvió el avispero, pero como dijo Variety en una amplia y reveladora nota publicada en su edición de ayer, nadie debería perder el sueño por la situación económica de las estrellas de cine. No sólo todo sigue igual que siempre, ganando fortunas, sino que en muchos casos el streaming no les resta ganancias sino que, en determinados casos, se las multiplica. Recordó la publicación que la paga de 20 millones de dólares por película ha sido el estándar de la industria para los actores más rendidores en boletería desde 1996, cuando Jim Carrey percibió esa suma por la poco exitosa comedia “The Cable Guy”. Y esos 20 millones por película es la cifra que hoy perciben actores como Sandra Bullock (“The Lost City of D”, de Paramount), Brad Pitt (“Bullet Train”, de Sony) y Chris Hemsworth (“Thor: Amor y Trueno”, de Disney). Algunos, sn embargo, están bastante por debajo: Chris Pine ganará 11,5 millones de dólares por “Dragones y Mazmorras”, de Paramount, y Robert Pattinson 3 millones por su papel en “The Batman”.

Sin embargo, esas cifras no son nada comparadas con las que hoy pagan Netflix, Amazon y otras cadenas de streaming. Daniel Craig, cuyo último James Bond todavía no llegó a los cines (y está volviéndose rancio, como un producto vencido en góndola de supermercado), no debería preocuparse demasiado: obtendrá más de 100 millones de dólares gracias a la venta de dos secuelas de “Knives Out” (“Entre navajas y secretos”) de Rian Johnson. Su enorme ganancia, sostuvo Variey, puede atribuirse al hecho de que Netflix compensa a las estrellas de cine por la participación en la taquilla que obtendrían si sus películas se estrenaran exclusivamente en cines.

Este cálculo ha determinado salarios iniciales más altos que en el cine, como los 30 millones de dólares que cobrará Dwayne Johnson para protagonizar la aventura navideña “Red One”, de Amazon, y que podría ascender a 50 millones al fin de la explotación de la película; 30 millones de dólares para Leonardo DiCaprio y 25 millones de dólares para Jennifer Lawrence por la comedia de Netflix “Don’t Look Up”; 25 millones para Julia Roberts por el thriller apocalíptico “Leave the World Behind”, de Netflix; y unos 20 millones para Ryan Gosling por el thriller de Netflix “The Gray Man”.

La decisión de Warner de estrenar simultáneamente sus películas de este año en cines y HBO Max tuvo como resultado que Denzel Washington y Will Smith ganaran 40 millones de dólares por “The Little Things” y “King Richard”, respectivamente. Keanu Reeves tendrá derecho a un pago retroactivo además de los 14 millones que ganó por “Matrix 4”. Tom Cruise cobra antes de que su estudio gane un centavo de los ingresos de taquilla. Este año percibirá 13 millones de dólares por su actuación en “Top Gun: Maverick” de Paramount, pero esa cifra será mucho mayor si la película es un éxito.

Temas

Dejá tu comentario