23 de mayo 2024 - 15:43

Teatrix, la plataforma que funciona como ventana del teatro argentino al mundo

La plataforma digital está de aniversario y para festejarlo agrega a su catálogo de más de 400 títulos obras como “Brujas”, “La última sesión de Freud” y “Coqueluche”.

La última sesión de Freud, de las novedades en Teatrix en su noveno aniversario. 

"La última sesión de Freud", de las novedades en Teatrix en su noveno aniversario. 

“Teatrix es al teatro lo que Spotify a las discográficas, somos socios estratégicos de la industria teatral y un gran marketplace del teatro”, dice Mirta Romay, creadora de la plataforma digital dedicada al teatro que cumple 9 años.

Para celebrarlo agrega a su catálogo de más de 400 títulos, “Brujas”, “La última sesión de Freud” y “Coqueluche”, que se suman a comedias, dramas, musicales, unipersonales y propuestas humorísticas, tanto de producción local como extranjera, especialmente España, México, EE.UU e Inglaterra. Conversamos con Romay.

Periodista: Teatrix dio un salto en pandemia. ¿Cómo siguió estos 4 años? ¿Aumentaron los suscriptores al streaming con el teatro presencial??

Mirta Romay: La apertura de los teatros nos volvió a enriquecer con grandes títulos, Teatrix tiene como socio estratégico a la industria teatral. La prepandemia, como la pospandemia, nos enseña que los títulos conviven en sus dos versiones y se retroalimentan. La versión audiovisual de la pieza teatral es una gran vidriera al mundo, somos la tercera plaza internacional del teatro, se valoran nuestros autores, actores y directores. Desde Teatrix se han descubierto obras que se vendieron a otros países y estamos fortaleciendo ese aspecto, gracias a un pedido de Cancillería Argentina. Su directora cultural Alejandra Pecoraro nos pidió difundir, promover y comercializar el teatro. Desde que empezó la alianza, en un mes ya se habían conectado con nosotros casi 33 embajadas. Eso significa 33 oportunidades para directores, autores y docentes teatrales. Esto solo se puede lograr con una versión audiovisual del teatro que viaja por una autopista y puede llegar a Hong Kong, Qatar o Filipinas como nos esta pasando. Amplía la demanda y genera nuevos mercados para el teatro, entendiendo por teatro a toda la industria que nos incluye como versión audiovisual de sus puestas.

2_IMG_8959.JPG
Mirta Romay, fundadora de Teatrix.

Mirta Romay, fundadora de Teatrix.

P.: ¿Qué puede decir del boom que fue en pandemia?

M.R.: Ese contexto fue único e irrepetible. Distorsionó la realidad: todos en casa, con una gran necesidad de distracción. Eso generó una aceleración tecnológica y un crecimiento exponencial de las plataformas, dando origen a lo que se llamó luego la guerra del streaming, gracias a la cual hoy la industria está en una severa crisis, canibalizó el mercado, agotó al usuario. En este momento se prevén fusiones y adquisiciones, las más conocida es la de Paramount. Teatrix se benefició con una gran visibilidad que trajo aparejado un crecimiento exponencial de sus suscriptores, y la pospandemia nos desafía como a otras plataformas a encontrar la continuidad, con una diversidad de estrategias.

P.: Muchos creen que el teatro en streaming no atrae. ¿Qué podés decir? ¿Por qué se lo elige frente a series? ¿O conviven?

M.R.: Nosotros le dedicamos mucho tiempo al estudio del lenguaje audiovisual para el teatro. Creamos un protocolo, de filmación con etapas, en las que analizamos la transposición del lenguaje teatral al lenguaje audiovisual, la posición de las cámaras, la cantidad de cámaras, la luz, el sonido. Los primeros planos son fundamentales para que el espectador audiovisual, allí esta la emocionalidad que el actor, sabe poner en su interpretación, el teatro es cuerpo y las cámaras lo saben, son ellas las que trabajan para el actor, en cine el actor trabaja para la cámara. Aquí el espectador se encuentra con un formato nuevo, distinto, le cuentan una historia desde otro lugar en donde se mantiene lo ancestral del teatro, pero con una nueva capa de sentido que ofrece su versión audiovisual. Todavía son muchos los que se siguen sorprendiendo por la calidad de nuestra producción. Además, sumamos obras de otras geografías, como España y México. En lo personal admiro, el trabajo de la RTVE, con obras como Mariana Pineda o Urtain, que son producciones extraordinarias.

Brandoni.jpg
El acompañamiento, un clásico de la plataforma

El acompañamiento, un clásico de la plataforma

P.: ¿Cómo es el público de Teatrix?

M.R.: Hoy Teatrix reúne a los teatreros del mundo, buscamos crear una comunidad. En este contexto, los nichos de contenidos específicos como puede ser el teatro encuentran una audiencia extendida en muchos territorios, desde nuestras provincias a los argentinos en el exterior, productores y realizadores internacionales, como un público ávido por lo diferente autentico, y artístico: el teatro es artesanal. Hoy tenemos espectadores en Uruguay, nuestro segundo país en visualizaciones, que compite por el segundo puesto con los EEUU, al que le siguen España y México. Hay un público diseminado por todo el planeta. Tenemos 300.000 argentinos viviendo en España, hay un consumo de la nostalgia. Hay público para todo, y todos quieren consumir y se sienten con derecho a poder disfrutar de una pieza de teatro con éxito en la calle Corrientes o una obra del off. Es un nicho de individuos cuyas aspiraciones culturales siguen en pie y están distribuidos geográficamente. En este sentido conviven con otras expresiones audiovisuales

P.: ¿Hay obras que van muy bien en taquilla presencial y no funcionan en Teatrix y a la inversa?

M.R.: Está muy ligado a la inversión publicitaria del productor, la crítica teatral y a los actores. Una obra que ha tenido o tiene todo este despliegue es un éxito seguro en Teatrix, pero puede no serlo en la presencialidad. Hay muchísimos otros factores a los que se ven afectados los productores. Primero, la fórmula del éxito no existe, también hay cuestiones de coyunturas económicas que atraviesa nuestro país. Argentina es una montaña rusa en ese sentido. Cuando estamos en paralelo, hay una sinergia inevitable, terminamos siendo un promotor de la obra presencial y ellos generan por su lado una demanda agregada, impactan en un público que no puede acceder.

P.: ¿Cómo ves el negocio del teatro y de las plataformas?

M.R.: Entiendo que son dos negocios muy distintos, Teatrix forma parte del negocio de las plataformas, aunque tenga un corazón teatral. Por un lado, necesitamos de un teatro en permanente búsqueda, de texto y puestas, un teatro fuerte que invierta y llene las salas, el rey sigue siendo el contenido, Teatrix es su extensión audiovisual. Y nuestro negocio va directo al usuario, que hoy vive la problemática de la hiperproliferación de las plataformas, todas buscando la atención del usuario, nos afecta, inevitablemente, el usuario es uno y la batalla es por contenido, por el precio.

Bossi_1.jpg
El show de Martín Bossi, otra de las obras que pueden verse.

El show de Martín Bossi, otra de las obras que pueden verse.

P.: ¿Cuál es su modelo de negocios?

M.R.: Intentamos atrincherarnos en el nicho, un contenido diferente a una audiencia exclusiva. Por otro lado, estamos fortaleciendo e invirtiendo en nuestra base tecnológica y en “data science”. Aquí la tecnología es la reina y como en muchas familias, tiene un poder silencioso. Justamente por su poder en las sombras son pocos los que se dan cuenta de la inversión y el mantenimiento técnico. Probablemente la batalla la ganen las plataformas que entienden el negocio tecnológico, el contenido se compra, se produce, la inteligencia tecnológica que está en pleno desarrollo, esa no se compra, tiene que estar en el CEO. La internacionalización es muy importante, el desarrollo del fast ( Free Ad-Supported TV) para favorecer el descubrimiento y monetizar con publicidad, Pluto desarrolló con nuestros contenidos un canal fast, incursionamos en la venta de contenido con Flow. Hay integraciones con varios operadores que se están llevando adelante, el negocio de la OTT directo no alcanza, esto es lo que se puede ver, y las fusiones y adquisiciones dejaron de ser rumores de pasillo para convertirse en notas de prensa.

Dejá tu comentario

Te puede interesar