Ushuaia: buenos conciertos de Xavier Inchausti y Andrea Katz

Espectáculos

Ushuaia (Especial) - Dos jornadas intensas se vivieron en el Festival Internacional de Ushuaia con un recital de cámara del joven violinista Xavier Inchausti, que incluyó los 24 caprichos para violín solo, de Paganini, y con la interpretación del Concierto N° 2, en Fa menor, Op. 21, de Chopin a cargo de la reconocida pianista Andrea Katz.

Los veinticuatro caprichos constituyen un desafío para el violinista que los encare dentro de los límites de un concierto. El violinista argentino de sólo 17 años, asumió con bastante más que valor el riesgo de interpretarlos. Su ejecución exhibió el talento de Inchausti, quien con técnica impresionante, pasó por las veinticuatro instancias sonoras (11 en la primera parte y 13 en la segunda) con total capacidad musical, abordándolas no como meros ejercicios virtuosísticos -que también lo son- sino como una obra orgánica que responde a los cánones del romanticismo.

Otro de los conciertos muy aplaudidos por el público fueguino, que colmó el gran salón del Hotel Las Hayas, fue el de la Orquesta Filarmónica de Ushuaia (organismo creado especialmente para este ciclo con buenos instrumentistas alemanes, búlgaros y argentinos), conducido por Jorge Uliarte, el director artístico del festival. El programa estuvo constituido por la obertura «Egmont», de Beethoven, el citado Concierto N° 2, en Fa menor, para piano y orquesta de Chopin, con Andrea Katz como solista, y como brillante número final, la Sinfonía N°9, en Do mayor, «La Grande», de Schubert.

Andrea Katz interpretó el Concierto de Chopin con un rango técnico impecable y una expresividad sin excesos melosos, como muchas veces suele interpretarse esta creación.

Alternando recitales de cámara y conciertos sinfónicos, el Festival Internacional de Ushuaia seguirá hasta el sábado 19 de abril.

Dejá tu comentario