28 de marzo 2022 - 18:36

Qué son los gastos hormigas, la fuga invisible que impacta a fin de mes

De inofensivos, nada. Los pequeños placeres cotidianos que en verdad no son necesarios pueden ser un gran enemigo para el plan de ahorro personal.

Gastos hormigas.png

El presupuesto mensual, que tiene la intención de permitir el ahorro y la inversión de al menos un cierto porcentaje de los ingresos, muchas veces se ve afectado por aquellos "gastos hormigas" que a la larga deterioran el bolsillo.

El almuerzo en el buffet del trabajo, el snack de camino al hogar, el llamado "bajón" después del boliche o el peaje a la hora de pasear son algunos de los consumos diarios que, sin darse cuenta, ponen en jaque los objetivos financieros.

Las pequeñas compras, que pasan desapercibidas y no llaman la atención, pueden representar una cifra significativa de dinero si no se las contempla ni se las controla dentro de la rutina. Así es como se atenta contra los efectos de la economía y se ponen en mira los pagos que sí son imprescindibles, tales como la alimentación o los servicios.

Si bien está bien cumplir un deseo, la clave también es tenerlo previsto. Para ello, se los debe identificar al tener en cuenta que:

  • Se repiten de forma periódica, es decir, a diario, semana a semana o mes a mes. Al ser cosas cotidianas, parecen no tener mayor repercusión en el cálculo personal.
  • Pueden evitarse o sustituirse por una alternativa más económica.
  • Al sumar, el total podría reducirse y mejorar el equilibrio financiero.
  • Son impulsos que no se integran en ninguna de las categorías fundamentales.
dinero.jpg

Desde Mujer Financiera, la start up que capacita en términos inversionistas, aseguran que los "gastos hormigas" no deberían superar entre 5% y 10% del presupuesto individual, siempre y cuando este tenga cubiertos los gastos fijos y un porcentaje mínimo dedicado al ahorro.

"La gestión de las finanzas debe estar adaptada a nuestros gustos y al estilo de vida que queremos llevar", dijeron, y aclararon que no hay que privarse de los pequeños placeres de la vida, sino que hay que gestionarlos de forma estratégica.

Por ejemplo, para una persona amante del café de especialidad, este puede suponer un mimo y un momento esperado, mientras que otras prefieren prepararlo en casa y así aumentar la capacidad de ahorro para algún objetivo que más le atraiga.

Una manera efectiva de mantener el control es registrar las compras repentinas apenas se hacen y reflexionar sobre por qué suceden. Así, se sabrá si en verdad valen la pena y si se pueden evitar repetirlas en un futuro.

Otro consejo para evitar la fuga es hacer una revisión de las suscripciones o membresías para ver a cuáles se les da uso realmente.

Cómo armar un presupuesto mensual

Si bien cada presupuesto es único, se recomienda aplicar la regla 50-30-20.

En detalle, los gastos fijos no deben superar el 50% de lo recibido, los gastos variables no deben superar el 30% e idealmente se debe destinar el 20% al ahorro.

Dentro de este último se debe incluir el fondo de emergencia, el cual debe cubrir entre tres y seis meses de los gastos totales, en caso de imprevistos.

Sobre la inversión, tanto la confianza como el conocimiento son pilares muy importantes, por lo que la capacitación y la educación juegan un rol protagonista.

IOL invertironline ofrece webinars gratuitos en los que se aprende desde "Cómo abrir una Cuenta de Inversión" hasta "La forma de operar Dólar MEP". Además sugieren entender el tipo de persona que es cada uno, ya sea conservadora, moderada o agresiva. Para eso en IOL existe el "Test del Inversor", en donde luego de contestar algunas preguntas, el sistema informa cuál es el conjunto de activos ideales y cuál es el riesgo dispuesto a asumir.

Perfil del inversor: cuáles son los tres tipos

  • Conservador: necesita una cartera de inversión de escaso riesgo para conseguir una importante estabilidad en sus inversiones sin requerir un potencial crecimiento considerable en el valor de las mismas.
  • Moderado: no busca conseguir ingresos corrientes, pero sí requiere un modesto potencial aumento en el valor de sus inversiones. Asimismo, tolera alguna volatilidad, pero busca afrontar un menor riesgo que el inversor agresivo.
  • Agresivo: busca más una cartera de inversión que capture importantes ganancias de capital en operaciones con elevado riesgo, pensando que esta exposición a una más elevada volatilidad será recompensada con un mayor rendimiento.

Cómo mantener hábitos financieros saludables

  • Tener un presupuesto actualizado y hacer proyecciones de este.
  • Crear un fondo de emergencia.
  • Definir y tener presente objetivos de corto, mediano y largo plazo.
  • Conocer las propias emociones y hábitos de consumo.
  • Planificar el futuro pensando en largo plazo.
  • Invertir en educación financiera.

Dejá tu comentario

Te puede interesar