Cómo abrir un plazo fijo en un banco

Finanzas

Desde mayo de 2019 los ahorristas pueden realizar depósitos a plazo fijo mediante canales digitales en cualquier banco que ofrezca una mejor tasa, sin importar si son clientes o no de la entidad financiera.

Desde mayo de 2019 los ahorristas pueden realizar depósitos a plazo fijo mediante canales digitales en cualquier banco que ofrezca una mejor tasa, sin importar si son clientes o no de la entidad financiera.

Requisitos para abrir un plazo fijo

Al pedir la apertura de un plazo fijo, el banco primero verificará la identidad del solicitante, así como también su situación fiscal. Para ello, las personas físicas deben concurrir con su D.N.I., L.E. o L.C, y presentar el C.U.I.T., C.U.I.L. o C.D.I. En tanto, las personas jurídicas, ya sean sociedades o empresas deben presentar los estatutos y/o contratos, Actas con designación de autoridades y el C.U.I.T.

Una vez constituido el depósito a plazo fijo, corresponde que el banco haga entrega de un certificado de depósito.

BCRA plazos fijos sin ser cliente

¿Qué es un depósito a plazo fijo?

El plazo fijo es una de las alternativas de inversión, que permite al interesado, obtener un rendimiento que ya conoce desde el inicio de la operación. En este tipo de operación, el inversor es quien realiza un depósito por una cantidad de dinero durante un plazo previamente establecido.

Durante ese tiempo, el banco o la institución financiera utilizarán ese dinero libremente, pero siempre comprometiéndose a pagarle al inversor en el momento que le tenga que devolver el depósito con una tasa de interés que ya fue predeterminada.

Durante el tiempo que dure el plazo fijo el ahorrista no puede hacer uso del dinero. Una vez cumplido el período acordado, recuperará los fondos más el interés obtenido. Podrá entonces disponer del dinero y retirarlo o renovar el plazo fijo por el tiempo que desee.

Hay distintas modalidades para ajustar el interés que se cobra en los bancos, y dependerá del contexto económico -volatilidad del dólar, suba de inflación, etc- la conveniencia del tipo de plazo fijo.

Diez recomendaciones sobre plazos fijos

  1. Guardar el dinero en el hogar no genera ningún rédito. El Plazo Fijo ofrece un retorno conocido (la tasa de interés), es simple, es seguro y contribuye a la financiación de los clientes bancarios.
  2. Antes de elegir un banco para constituir un plazo fijo chequear la tasa de plazo fijo por Home Banking o por la banca de inversión, los medios electrónicos suelen ofrecer mejores tasas de interés.
  3. Por lo general, a mayor plazo, mayor es la tasa que el banco está dispuesto a pagar. Si se sabe que no se necesitará el dinero por un tiempo superior a 30 días, consultar las tasas de interés por plazos superiores, 60, 90, 180 y 360 días.
  4. Los plazos fijos que fueron captados a tasa superiores a la de referencia, y los que hayan contado con incentivos o retribuciones especiales diferentes de la tasa de interés, no se encuentran garantizados por el Seguro de Garantía de los Depósitos.
  5. Por lo general, a mayor monto depositado, mayor es la tasa que el banco está dispuesto a pagar. El monto mínimo para un plazo fijo suele ser de $1000.
  6. Las operaciones de plazo fijo pueden hacerse en pesos o en dólares, y la tasa de uno y otro son diferentes.
  7. Es recomendable invertir en un plazo fijo cuando se está seguro de que no se necesitará el dinero depositado durante un determinado tiempo, debido a que el mismo quedará inmovilizado sin poder ser retirado hasta su vencimiento.
  8. Los plazos fijos en pesos son compensables, esto incrementa su seguridad ya que permite evitar el traslado del dinero de una entidad a otra. Al presentar un plazo fijo compensable en otra entidad, las opciones a las que se pueden acceder son: depositarlo en otra cuenta o constituir un nuevo plazo fijo.
  9. Antes de constituir un plazo fijo, chequear la tasa de interés en distintas entidades para optar por la mejor oferta de tasas de interés.
  10. No son compensables aquellos plazos fijos que poseen una modalidad específica (ej. precancelables, ajustables con cláusula CER, UVas, etc.) ni los que se hayan realizado electrónicamente (por cajero, Home Banking, teléfono, etc.), ya que es necesario poseer el documento físico para presentarlo en otra entidad.

Dejá tu comentario