Incertidumbre en el mercado: se desploma el petróleo cuando los indicadores marcarían una suba

Finanzas

Los precios bajaron considerablemente en los últimos días a pesar de la escasez de oferta. El analista Conor Sen sostiene que "los precios del petróleo están rompiendo una vieja tradición de recesión".

Los analistas sostienen que las señales son contradictorias y que hubo un giro extraño en los precios del petróleo. Lo que sucedió es que las cotizaciones cayeron considerablemente en los últimos días a pesar de la escasez de oferta, mientras que Europa está cerca de un límite de precio potencial para las exportaciones rusas.

En lugar de aumentar las presiones de la recesión, “los precios del petróleo están rompiendo una vieja tradición de recesión”, opinó Conor Sen en Bloomberg Opinion .

"En las tres recesiones más recientes antes de la pandemia, el petróleo se disparó en el período previo a la recesión. Vimos que los precios subieron a principios de año, solo para enfriarse en los últimos seis meses", explicó el mismo analista.Ante este cambio de paradigma se cuestiona si "el petróleo es un indicador económico tan destacado como lo ha sido en el pasado".

En estos días, dijo Sean, "no es necesario buscar muy lejos la evidencia de una recesión inminente: el mercado inmobiliario se está desplomando, la curva de rendimiento del mercado de bonos se ha invertido y la Reserva Federal proyecta que la tasa de desempleo aumentará en 2023".

Las posibles causas de la caída

Para Phil Flynn, de Price Futures Group, el crudo sufrió por una revisión de las previsiones meteorológicas en Estados Unidos, que vaticinan menos frío de lo esperado en el hemisferio norte.

Los operadores también siguen de cerca la evolución de la situación en China, donde la Comisión Nacional de Salud (NHC) relevó el jueves más de 32.000 nuevos casos de coronavirus en un día, récord desde que comenzó la pandemia.

Los confinamientos "pesarán mucho sobre la actividad económica y, por ende, sobre la demanda" de petróleo, advirtió Craig Erlam, de Oanda.

Además de lo que ocurra con el proyecto promovido por Estados Unidos para poner un tope el precio del petróleo ruso, los operadores aguardan la reunión de la OPEP y sus aliados en el seno de la Opep+, el próximo 4 de diciembre.

Para Commerzbank, aunque el cartel en los hechos redujo en noviembre su producción en un millón de barriles diarios, y no en dos millones como anunció en octubre, la publicación de datos actualizados al respecto podría sostener los precios.

Temas

Dejá tu comentario