27 de marzo 2023 - 17:54

Plazo fijo tradicional, UVA o Fondos Comunes de Inversión: ¿qué conviene tras la suba de tasas del BCRA?

Hace diez días, el BCRA ajustó la tasa del plazo fijo tradicional, luego de conocerse el dato de inflación de febrero. En este nuevo contexto, ¿en qué conviene invertir los pesos?

ahorro plazo fijo
Pixabay

Hace diez días, el Banco Central (BCRA) subió la tasa de interés del plazo fijo tradicional en 300 puntos básicos en un contexto en el que la inflación de febrero fue del 6,6%. Por eso, inversores y ahorristas empiezan a analizar sus estrategias y evalúan cómo seguir: muchos se preguntan qué conviene más, si un plazo fijo tradicional, un UVA o ir hacia algún fondo común de inversión (FCI).

“A raíz del ajuste de tasa que realizó el BCRA, los plazos fijos tradicionales para personas humanas hasta $10 millones quedaron con una tasa nominal anual (TNA) del 78% (antes era del 75%), lo que significa que cada 30 días el rendimiento será del 6,41% y, en términos de la efectiva anual (TEA), esto es reinvirtiendo los intereses al vencimiento de cada ciclo de 30 días, el rendimiento pasó a ser del 112,9%”, explica a Ámbito el analista en F2 Soluciones Financieras, Andrés Reschini.

Si bien los números pueden parecer interesantes, Reschini considera que, para quienes quieran cubrirse de una eventual mayor inflación y no necesiten disponer del capital por, al menos, 90 días, una mejor opción que esos instrumentos es el plazo fijo UVA +1%.

Plazo fijo: tiempos e inflación, elemento clave

Y es que, tal como señala el economista Diego Martínez Burzaco, Head de Research & Strategy, de Inviu, “con la aceleración inflacionaria de enero, febrero y marzo, la tasa del plazo fijo queda casi empardada con ese índice”. Anticipa que, hacia adelante, luce muy desafiante el tema inflacionario, por lo que, si se apuesta por el plazo fijo tradicional, que ofrece una tasa efectiva anual del 113%, “es muy finita la jugada”. Pero la principal ventaja de estos instrumentos es que los plazos son desde 30 días.

Así lo resalta también Juan Ignacio Alra, Portfolio Manager de Southern Trust, cuando afirma que “el tiempo dirá si le gana a una inflación, que según los analistas esta está dando por encima del 100%, pero lo bueno de este instrumento es que podemos ir renovándolo cada 30 días y analizar la situación de inversión cada mes”.

En tanto, en los UVA, el plazo mínimo es de 90 días, por lo cual, protegen contra la inflación más un plus, pero tienen menor liquidez que el Plazo fijo tradicional y, Alra señala que, en un contexto cercano a las elecciones, 90 días es un plazo considerable.

Banco Central BCRA REM Tasas
El BCRA aumentó el rendimiento del plazo fijo tradicional en 300 puntos básicos.

El BCRA aumentó el rendimiento del plazo fijo tradicional en 300 puntos básicos.

En consecuencia, Martínez Burzaco evalúa que, para quienes quieran cubrirse de una eventual mayor inflación y no necesiten disponer del capital por, al menos, 90 días, pueden optar por el plazo fijo UVA +1%.

Una variable clave para tomar esta decisión, tal como menciona el economista Federico Glustein, será ver la evolución de la inflación. Al respecto, anticipa que “se espera una aceleración del IPC, pero que, por el momento sigue levemente arriba la tasa de ese índice”, ya que detalla que el plazo fijo tradicional ofrece un interés compuesto del 9,28%, mientras que el UVA con renta congelada por 90 días ofrece una rentabilidad cercana al tradicional, siempre con la inflación atrasada.

¿Qué pasa con los Fondos Comunes de Inversión?

Y, finalmente, una alternativa interesante también son los Fondo Común de Inversión (FCI), que, tal como indica Alra, dan opciones más versátiles y con mucha más liquidez, ya que el mercado cuenta con varias opciones y todas con retiro de las inversiones desde el mismo día, al siguiente o a 2 días.

Al respecto, Glustein señala, por otro lado, que una parte de esos instrumentos invierte en plazos fijos, lo que hace, según su mirada, que sean más convenientes los que otorgan tasa fija en términos de promedio. “Esos fondos vienen aportando máximos de hasta 9% mensuales, más que los atados al CER, pero hay que inclinarse por conocimiento, para que arroje una rentabilidad positiva o neutra en términos reales”, opina. Y, en este sentido, evalúa que convienen los CER porque tienen rendimientos neutros o levemente positivos.

En definitiva, la variedad ofrecida por estos instrumentos se ubica desde fondos dólar Linked hasta los fondos CER, pasando por un gran abanico de opciones. “Hay más instrumentos en el mercado que permiten mantenerse con la inflación o intentar ganarle”, apunta Alra. Aunque, claro está, cada uno conlleva sus riesgos y posibles ganancias. Por eso aclara que es importante que el inversor conozca sus preferencias, ya que el mercado ofrece varias herramientas interesantes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar