Acciones argentinas se hundieron hasta 12% en Wall Street y el riesgo país superó los 2.100 puntos

Finanzas

En una jornada de alta tensión y pánico en los mercados globales, ante mayores probabilidades de una recesión en EEUU, las acciones argentinas se hundieron hasta 12% en Wall Street, con bajas lideradas por Despegar, Supervielle, y Mercado Libre. A su vez, los bonos en dólares perdieron hasta 4,3%, lo que llevó al riesgo país a marcar un nuevo récord desde el canje con privados de 2020.

En una jornada de pánico y alta aversión al riesgo global derivada del aumento en la probabilidad de una recesión en EEUU, las acciones argentinas se hundían hasta 12% este lunes en Wall Street, al tiempo que los bonos en dólares perdían hasta 5,4%, para anotar nuevos mínimos históricos, lo que llevó al riesgo país a superar los 2.100 puntos, frente a un contexto local de crecientes dudas económicas y financieras tras la liquidación de los títulos en pesos la semana pasada, y el salto de los dólares bursátiles.

Los temores a que una mayor inflación mundial determine que los bancos centrales suban sus tasas de interés afectando fuertemente el crecimiento económico, junto con los desafíos que debe enfrentar la Argentina en los próximos meses, provocaron una fuerte corriente vendedora por desarmes de posiciones en activos.

En la bolsa de Nueva York, los papeles locales registraron bajas generalizadas, que llegaron a los dos dígitos, como Despegar (-12%), o Grupo Supervielle (-10,1%). También bajaron fuerte las acciones de Mercado Libre (-9,4%), Cresud (-9,1%), Transportadora de Gas del Sur (-8%), Grupo Financiero Galicia (-7,9%); y Central Puerto (-7,2%). La acción que menos sufrió la jornada fue Bioceres (-0,2%).

"La aversión al riesgo global está pegando de lleno sobre la dinámica de los activos domésticos, al no tener más remedio que acompañar con debilidad ya que además deben soportar los ruidos políticos y la incertidumbre económica local, por lo cual los amagues de prematuros ´trade electoral´ rápidamente se ven evaporados por los negativos flujos", comentó un analista del mercado.

Los principales índices bursátiles de Wall Street se desplomaron, con el S&P500 ya un mercado bajista, por el temor a que las agresivas alzas de tasas de interés de la Reserva Federal lleven a la economía a la recesión.

El Dow Jones perdió 2,8%, el tecnológico Nasdaq 4,7% y el S&P 500 de las mayores empresas en bolsa perdió 3,9%.

El S&P está más de un 20% por debajo de su máximo histórico de cierre del 3 de enero, ya que las preocupaciones sobre la inflación, las alzas de tasas y la guerra de Ucrania lo están empujando a territorio de mercado bajista por segunda vez desde la caída provocada por la pandemia en Wall Street en 2020.

Un dato de inflación más alto de lo esperado el viernes llevó a los operadores a valorar un total de 175 puntos básicos (pb) en subas de tasas para septiembre, y muchos esperan un alza mayor de la estimada, de 75 pb, el 15 de junio. "Hay luces amarillas parpadeantes por todas partes, y quizás rojas también, que sugieren que la inflación va a estar presente durante algún tiempo", dijo Chris Campbell, estratega jefe de Kroll en Miami.

La curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a dos años se invirtió brevemente por primera vez desde abril, un movimiento considerado por muchos en el mercado como una señal fiable de que podría llegar una recesión en el próximo año o dos.

Por su parte, la tasa del bono a 10 años subió 21 puntos básicos a 3,37%, invirtiéndose con la tasa de 30 años que quedó en 3,36%.

"El error de política de la Fed en 2021, confiando en la transitoriedad de la inflación que no se demostró correcto, da poco espacio para un accionar timorato ante los niveles de inflación actuales y la fortaleza que muestra el mercado laboral. Así, la tasa de interés terminal -hasta donde subirá la Fed el costo del dinero en este ciclo- se eleva ahora hasta el 4% para mediados de 2023", analizaron desde Aurum Valores.

S&P Merval

En la bolsa argentina, por su parte, el S&P Merval de BYMA cayó un 1,4%, a 87.937,89 unidades, sostenido por la suba del dólar CCL, tras perder casi el 3% la semana pasada, comandado por papeles de servicios, energéticos y financieros.

Las bajas más importantes las anotaron los papeles de Transportadora de Gas del Norte (-8,2%); Cablevisión (-5,4%); y Supervielle (-3,3%).

Promediando la jornada, comenzaron a reaccionar algunas acciones del sector energético. Así, Comercial del Plata -controla el 30% de Compañía General de Combustibles- ganó 2,9%; Pampa Energía, un 1%, y Central Puerto, un 0,8%. Por otra parte, Telecom Argentina sumó un 2,7%.

El volumen en acciones cayó 12% hasta los $1.241 millones, representando apenas el 16% de lo operado en renta variable. Así, más del 84% restante fue negociado en Cedears, cuyo monto diario cayó 10% hasta los $6.568 millones.

La nota del día en la plaza local la dio el dólar "contado con liqui" (CCL), que subió $10,13 (+4,5%) a $237,74, máximo nominal desde enero pasado, con lo cual la brecha con el tipo de cambio mayorista se estiró al 94,4%. En tanto, el CCL Senebi saltó $12 pesos, hasta $239. Desde el jueves pasado, el CCL acumula un salto de 13% o unos $27.

Frente a esta situación, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, ingresó a la Casa Rosada poco antes de las 15 de este lunes. Según indicaron fuentes oficiales, Pesce mantuvo reuniones con altos funcionarios nacionales por temas previstos anteriormente.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, en tanto, los bonos soberanos nominados en dólares volvieron a marcar mínimos históricos, al perder hasta más de 4%, luego de una semana agitada por la liquidación de los títulos en moneda local atados a la inflación. Las caídas fueron lideradas por el Global 2030 (-4,3%); Global 2038 (-4,2%); y el Bonar 2038 (-4,1%).

El precio promedio ponderado de los Globales perforó los u$s27 y cayó hasta u$s26,84, marcando otro nuevo mínimo post reestructuración y empujando la tasa promedio hasta el 25,3%. "Por los bonos en dólares no hay ningún interés, por lo cual es un mercado totalmente cerrado. Solo quedaban los bonos que ajustan por inflación, pero ahora quedaron un poco cerrados también", comentó un economista.

Así, el riesgo país argentino realizado por el banco JP.Morgan se disparó 4% a 2.124 unidades, récord absoluto desde septiembre de 2020, tras el millonario canje de deuda externa privada.

En el segmento de pesos, a su vez, los bonos CER, fuertemente castigados la semana pasada, finalizaron con mayoría de bajas, que llegaron hasta el 2,5% (Par y Boncer 2026), tras un inicio levemente alcista. Aparecieron compradores en el tramo corto de la curva (Leceres y Bonceres cortos), pero siguió flojo el tramo largo.

De acuerdo con lo percibido en las pantallas, el BCRA habría estado activo en el tramo corto CER, en especial, en las letras que licita este martes el Tesoro, remarcaron desde PPI. En el mercado, estimaron que habría continuado el rescate de Fondos Comunes de Inversión (FCI) atados al CER, dada la firmeza de los tipos de cambio financieros.

Para el economista Gustavo Ber, "la repentina presión vendedora sobre los títulos CER podrían complicar las próximas licitaciones de deuda donde se deben enfrentar desafiantes ¨roll-over¨, ya que caso contrario no quedaría otra alternativa que profundizar el financiamiento monetario, con inoportunos efectos adversos en la inflación y las tensiones financieras".

"Lo principal es ver si el mercado de deuda en pesos se le cerró al Gobierno o podrán emitir deuda a tasas razonables. Si llega a cerrarse, el deterioro macroeconómico va a ser muy alto, dado que el programa con el FMI se torna incumplible y las alternativas serían muy costosas", dijo Roberto Geretto, de Fundcorp.

Añadió que "en dicho escenario, ante un vencimiento, las alternativas son emitir para poder afrontarlo (más inflación), reperfilar la deuda (afecta la solvencia de los fondos de inversión y bancos) o usar vía regulaciones la liquidez bancaria (aumenta el riesgo bancario y puede generar una corrida)".

Recordemos que, en la licitación de este martes, Economía buscará captar $14.000 millones, mediante la emisión de una Lelite al 15/07, dos Ledes (S31G2 y la nueva S30N2) y dos Lecer (X21O2 y X16D2).

Mientras tanto, en otra rueda de poco volumen, la deuda soberana dollar-linked siguió sin encontrar interés y operó casi sin cambios en el tramo corto, pero ofrecido en el tramo largo (TV24), que perdió un 3% (ya rinde 6,9% TNA).

Dejá tu comentario