Diputados comenzará a analizar el proyecto de impuesto a las Ganancias de empresas

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados recibirá a la tirular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont y al secretario de Políticas Tributarias del Ministerio de Economía, Roberto Arias.

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados iniciará el próximo lunes el análisis del proyecto que busca introducir una modificación en la Ley de Impuesto a las Ganancias para reducir las alícuotas que deberán pagar las sociedades comerciales, en una reunión en la que expondrán funcionarios del Poder Ejecutivo.

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, y el secretario de Políticas Tributarias del Ministerio de Economía, Roberto Arias, serán quienes informen sobre los principales aspectos de la iniciativa que busca beneficiar a más del 90% de las pequeñas y medianas empresas.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Parlamento el viernes 9 de abril, modifica el texto original presentado en marzo, con la propuesta de una estructura de alícuotas escalonadas con tres segmentos en función del nivel de ganancia neta imponible acumulada.

La reunión informativa del lunes, convocada para las 14 a través del sistema de videoconferencia, marcará el inicio del tratamiento del proyecto en la comisión que preside el diputado del Frente de Todos, Carlos Heller.

El texto establece un primer escalón de 25% para ganancias netas acumuladas de hasta $5 millones, alícuota que no sólo abarcará a las pymes sino también a la mayoría de las medianas empresas.

El segundo escalón de 30% para ganancias netas acumuladas de más de $5 millones y hasta $20 millones y un último segmento de 35% para ganancias netas acumuladas superiores a $20 millones.

Los dividendos distribuidos pagarán en todos los casos la alícuota de 7%, a través del impuesto cedular vigente.

"Este esquema que permite reducir el impuesto que pagarán las empresas de menores beneficios y mantenerlo para las de un tramo intermedio (que quedan en 30%); mientras que sólo se aumenta para empresas con beneficios más grandes", sostiene el proyecto en sus fundamentos.

Con este nuevo esquema, el 90% de las empresas pagarán una alícuota del Impuesto a las Ganancias más baja que la vigente en el período fiscal 2020.

De este modo, "se le da una orientación de política pública muy diferente a la concebida en la reforma de 2017", que preveía una reducción de alícuota a 25% para todas las empresas y se reserva esta tasa menor a aquellas sociedades que obtienen un nivel de renta de hasta $5 millones anuales de ganancia neta imponible.

Como el proyecto incorpora la aplicación de alícuotas marginales o sobre el excedente, las empresas que arrojen beneficios acumulados gravados superiores a $5 millones anuales pagarán una tasa de 30% por los montos excedentes de esa cifra y pasarán a abonar la alícuota de 35% por las rentas adicionales a $20 millones anuales.

Según el Poder Ejecutivo, "el uso de tasas marginales evita el incentivo a la subdeclaración, porque pasar de un tramo a otro solo da como resultado pagar la tasa más alta por el monto excedente y no por la totalidad como sucede con las tasas directas o plenas".

Consenso Fiscal

En tanto, al término del debate por las Ganancias de las empresas, la Comisión de Presupuesto y Hacienda buscará emitir dictamen de mayoría sobre el proyecto de ley de Consenso Fiscal 2020, que fue rubricado por el presidente Alberto Fernández y la mayor parte de los gobernadores.

El acuerdo otorga $70 mil millones a las provincias para reactivar sus economías, prohíbe el aumento de la deuda pública y suspende procesos judiciales por la distribución de la Coparticipación Federal.

El Consenso fiscal entre Nación y provincias fue firmado el 4 de diciembre último -en un acto que se realizó en la Casa Rosada- por todos los gobernadores, con excepción de los mandatario de San Luis y La Pampa y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Pese a no firmar el acuerdo, San Luis y La Pampa brindaron su apoyo a la iniciativa parlamentaria debido a que tampoco habían adherido al anterior pacto fiscal. En tanto, la Ciudad de Buenos Aires, enfrentada con el Gobierno nacional por la reasignación de fondos coparticipables, se abstuvo de hacerlo.

El proyecto de Consenso Fiscal 2020 fue aprobado el pasado 24 de febrero por el Senado con 49 votos afirmativos y 15 negativos.

Dejá tu comentario