Aprobaron Consenso Fiscal (sube impuestos) y se activó estratégico embajador en China

La Cámara alta aprovechó la última sesión del período extraordinario que convocó Alberto Fernández para aprobar y girar a Diputados el Consenso Fiscal, que permite subir más los impuestos locales durante el año electoral y modifica una vez más la ley de 2017, que apostaba a la baja de los tributos. Además, el Senado dio luz verde a tres embajadores “estratégicos”: Sabino Vaca Narvaja (China), Luis Ilarregui (Cuba) y Ariel Basteiro (Bolivia).

Con respecto al primer tema, San Luis y La Pampa no avalaron el acuerdo de 2017 y no tuvieron que adherirse a la nueva norma, mientras que el único opositor que no firmó el Consenso Fiscal 2020 fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, debido a la puja entre Ciudad-Nación por fondos. La Ciudad tampoco se sumó debido a que el proyecto prohíbe los juicios al Estado. Más allá de esta disputa, al funcionario del PRO utilizó esta situación como argumento para aumentar los impuestos.

El alivio por el renovado Consenso Fiscal va en línea con lo que sería “quitado” en caso que avance el mes próximo el proyecto para subir el piso de Ganancias, un impuesto coparticipable. Además, el oficialismo ya tiene presentada una iniciativa para volver a pisar la baja de Ganancias para las empresas y emparejar una merma en la coparticipación, una situación que contó Ámbito semanas atrás. Como era de esperar, los gobernadores reclaman, sin importar bandera política, por más fondos, y ya operan para lograr algún extra.

Durante su tratamiento, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, destacó la “armonización” entre Nación y provincias para “recaudar más eficientemente” y el endeudamiento “responsable” de los distritos con el nuevo Consenso Fiscal, sólo para pago de créditos internacionales.

Luego, Caserio recordó que los acuerdos sancionados durante la gestión de Cambiemos con las provincias para bajar tributos locales -muchas de ellas, con mandatarios K- “no dieron resultado”, y mencionó la “profundización de crisis, devaluaciones y crecientes procesos inflacionarios”. Por último, disparó: “Fue un rotundo fracaso. La pandemia fueron ellos, después vino el covid”.

Desde el macrismo, y apalancados por ser porteños, Guadalupe Tagliaferri (PRO) y Martín Lousteau (UCR) respondieron al oficialismo. No sorprendió la primera, quien primero aseguró que Nación “ata de pies y manos” a la Capital Federal, y luego adelantó que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, “se compromete a tomar las medidas” de la ley K “por más que no lo firme”.

A la hora de la votación, el proyecto en cuestión recibió 49 adhesiones y 15 rechazos. Juntos por el Cambio dio libertad de acción. Se espera que Diputados sancione la iniciativa durante las sesiones ordinarias que comenzarán la semana próxima. El lunes, Alberto Fernández estará a cargo de la apertura de las mismas en Asamblea Legislativa.

Embajadores

“Estratégicos”. Así calificó la presidenta de la comisión de Acuerdos, la camporista Anabel Fernández Sagasti, a los embajadores argentinos en China, Sabino Vaca Narvaja; Cuba, Luis Ilarregui; y Bolivia, Ariel Basteiro, cuyos pliegos fueron votados ayer en el recinto del Senado. El combo recibió 68 y una abstención, la del peronista disidente Juan Carlos Romero (Salta).

Más sanciones

Al cierre de esta edición, el pleno del Senado se aprestaba a convertir en ley dos iniciativas. Una es la que establece que el área de Ciencia y Tecnología pase de un financiamiento de prácticamente de 0,28% del Producto Bruto Interno actual al 1% del PBI en 11 años.

El otro proyecto es el que otorga, por única vez, un beneficio extraordinario a las familias de los tripulantes del ARA San Juan, “importando la renuncia a todo derecho por indemnización de daños y perjuicios y excluyente de todo otro beneficio o indemnización por el mismo concepto”.

Dejá tu comentario