Información General

Incidentes, detenidos y heridos en protesta frente al Consulado de Chile

Partidos de izquierda y residentes chilenos se movilizaron al edificio diplomático. La Policía disparó balas de goma y gases lacrimógenos.

Manifestantes que se movilizaron al Consulado de Chile en Buenos Aires en solidaridad con el pueblo de ese país agredieron a un camarógrafo y protagonizaron incidentes con la Policía, que disparó balas de goma y gases lacrimógenos.

La jornada, que fue protagonizada por partidos de izquierda, agrupaciones sociales y residentes chilenos en la Argentina, terminó con un saldo de nueve personas detenidas y al menos dos heridos, ambos trabajadores de prensa, según consignaron fuentes presentes en el lugar.

Tras lo hechos, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó en su cuenta de Twitter que hay sectores que "eligen la violencia como camino, y ese sendero es peligroso e incontrolable", por lo que el Gobierno, dijo, está "decidido a seguir defendiendo la paz y tranquilidad" de la sociedad.

Embed

En esta línea, Bullrich recordó que el candidato presidencial del Frente de Izquierda-Unidad, Nicolás del Caño, "incitó" durante el debate de ayer a "imitar a los chilenos que están incendiando Chile". Además, señaló que "hoy la CTEP (la agrupación social que lidera Juan Grabois), embanderada, participaba de la agresión en el consulado de Chile en nuestro país".

"Eligen la violencia como camino, y ese sendero es peligroso e incontrolable. Estamos decididos a seguir defendiendo la paz y la tranquilidad de nuestra sociedad, y nosotros actuaremos con todo el peso de la ley contra quienes quieran generar caos", aseguró.

Partidos de izquierda y residentes chilenos en la Argentina se concentraron hoy frente al Consulado de Chile, a metros de la Plaza de Mayo, para protestar contra el toque de queda, el estado de emergencia y la represión policial y militar que se vive en el país vecino y que ya provocó al menos 11 muertos y cientos de heridos.

Consulado de Chile

La protesta comenzó a las 17 de manera pacífica, pero una hora y media después, según denunciaron algunos manifestantes, un grupo de "infiltrados" encapuchados comenzó a lanzar bombas molotov a los policías y agredió a varios equipos de periodistas, tras lo cual hubo varias detenciones.

Los hechos se produjeron en las inmediaciones del edificio ubicado en la calle Roque Sáenz Peña 54, a metros de Plaza de Mayo. Hasta allí llegaron partidos de izquierda y agrupaciones sociales para expresar su solidaridad con el pueblo Chileno, que protagoniza una revuelta que ya dejó 10 heridos y miles de detenidos.

Durante la concentración, un grupo comenzó a avanzar contra trabajadores de prensa que realizaban la cobertura de la marcha y golpeó con saña a un camarógrafo, que fue puesto a salvo por sus colegas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario