Anmat prohibió la comercialización de productos para el pelo

Información General

La venta y la distribución de productos para el alisado, quedaron denegaron en todo el país. Entre las razones, se desconocen las condiciones de manufactura.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió la comercialización de una línea de productos para el pelo por desconocer sus orígenes de fabricación y no poder constatar que sean seguros. Además, se negó su uso y su distribución a nivel nacional.

La decisión quedó reflejada bajo las disposiciones 6126/2022 y 6155/2022, publicadas este viernes en el Boletín Oficial. En tanto, el organismo descentralizado dio a conocer dos recientes investigaciones elaboradas por el Departamento de Domisanitarios, Cosméticos y Productos de Higiene Personal sobre artículos no inscriptos en la Anmat.

Productos para el pelo.jpg

Sobre el primer informe, los resultados arrojaron que el establecimiento habilitado como importador de este tipo de productos -que se encuentran rotulados bajo la marca EXTREM- fue dado de baja por medio de una disposición del año 2013. En este caso, se analizaron 28 productos utilizados para el alisado del cabello.

"Prohíbese la publicidad, el uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional y en plataformas de venta electrónica de todos los productos cosméticos que contengan las marcas EXTREM PROFESIONAL, POWER PROFESIONAL, LISSE EXTREME y THE REAL BRAZILIAN KERATIN", determinó el comunicado.

En consecuencia, la Anmat catalogó todos y cada uno de ellos como productos sin inscripción sanitaria ya que "se desconoce su origen, las condiciones de manufactura y si fueron formulados con ingredientes y bajo las concentraciones permitidas".

Alisado del pelo.jpg

Según el instructivo divulgado por los vendedores, la crema se debe de aplicar luego de lavarse pelo con shampoo neutro. Una vez utilizada, se la deja actuar por 30 minutos para finalmente terminar secando el cabello y planchándolo.

En tanto, se pudo constatar a través de la Dirección de Gestión de Información Técnica (DGIT) que estos atentaban contra la salud de los consumidores. "No se puede garantizar la calidad, seguridad y eficacia de tales productos, situación que representa un riesgo para la salud de la población", remarcó y, a fin de proteger a eventuales adquirientes de los productos involucrados, tomó la decisión de vetar su comercialización en la Argentina.

Dejá tu comentario