Córdoba: la actividad de los incendios se redujo y controlan puntos calientes

Información General

Importante avance de la acción de los bomberos sobre los principales focos en el centro y sur de Córdoba. Quedan puntos calientes bajo control para evitar reinicios.

El incendio forestal que se registra en el departamento Cruz del Eje, que se inició hace 17 días en cercanías de La Cumbre, fue controlado por los bomberos en algunos sectores y se mantiene la guardia de cenizas en otros puntos calientes.

"Hay sectores controlados y otros en guardia de cenizas, pero hay que asegurar un perímetro muy extenso para que no haya reinicios", dijo el director general de Defensa Civil, Diego Concha, quien sostuvo que la mayor preocupación pasa ahora por el siniestro del departamento Río Cuarto.

En tanto, en las sierras del sur de Córdoba el incendio fue trasladándose en dirección de Achiras, lugar donde trabajan 150 bomberos voluntarios con tres aviones hidrantes y un vigía; además de los 20 brigadistas de Nación que ya están en el lugar y otros 40 que llegarán en las próximas horas, precisó el funcionario.

Sin embargo, de acuerdo a lo confirmado esta noche por el secretario de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil provincial, Claudio Vignetta, “la situación actual en la zona de Achiras es muy buena ya que no hay riesgo de interfase, aunque todavía quedan varios puntos calientes; no se observa actividad, ni reflejos de fuego pero puede haber algo oculto en las cañadas por lo que recién mañana temprano vamos a hacer relevamiento total de todo el sector”.

Casi la misma situación se vivió en la región próxima a Villa de Soto, en el noroeste de la provincia. “Se ha avanzado mucho todos estos días y si bien hoy hubo dos reinicios, en Oro Grueso y en Cruz de Caña, fueron sin consecuencias. Al igual que en el sur, acá también hay puntos calientes que se están cuidando constantemente para evitar posibles reinicios del fuego”, agregó Vignetta.

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, estuvo hoy en el Centro de Operaciones montado en Villa de Soto, donde analizó la situación de las últimas semanas, y precisó que los daños abarcaron muchos sectores.

"Si bien fue muy crítica la tarea de bomberos voluntarios, también lo fue para la gente, el pequeño productor, el chacarero, el campesino que vio perder el esfuerzo de tantos años, por eso el compromiso que hizo público el gobernador (Juan Schiaretti) de mitigar los efectos y daños económicos y al mismo tiempo comenzar con la remediación de nuestro medio ambiente", dijo Mosquera.

En la reunión que mantuvieron, Concha y Mosquera analizaron el comportamiento de los fuegos, que en algunos momentos llegaron a ser explosivos, y que durante 17 días la prioridad fue proteger la vida de los vecinos, las viviendas y los demás bienes de la comunidad.

También se remarcó que hubo incendios en cinco departamentos de la provincia en simultáneo a los que "se les dio respuesta en tiempo y forma", y que existió "una incidencia notable de la meteorología sobre el avance de las llamas y la operatividad de los medios aéreos" que, en diferentes ocasiones, no pudieron operar por los fuertes vientos o porque la visibilidad para los pilotos era nula.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario