8 de noviembre 2008 - 00:00

Calafate: una mujer y sus cinco hijos murieron en voraz incendio

Calafate: una mujer y sus cinco hijos murieron en voraz incendio
Una mujer y sus cinco hijos menores de edad murieron, mientras que su esposo fue internado en grave estado, tras el voraz incendio que se desató en una vivienda de la localidad de El Calafate en la zona cordillerana de Santa Cruz.

La tragedia, según difundieron medios locales, se produjo en el límite del Barrio Ex Autódromo y Zona Industrial.

Los chicos fallecidos tenían entre uno y diecisiete años y la familia era originaria de la localidad bonaerense de Garín, aunque hacía unos años se había establecido en esa turística localidad, en la que el hombre trabajaba como mozo de una parrilla.

Por el momento no se habían establecido la causa del incendio, aunque, según trascendió, algunos indicios señalan que podría haberse originado en el estallido de una garrafa.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Roxana Martínez de 37 años, y sus hijos Pablo, de 17; Lucía, de 15; Nicolás, de 13; Francisco, de 6, y Marcos, de uno.

El único sobreviviente del incendio que destruyó completamente una vivienda de dos plantas es el padre de los chicos y esposo de la mujer, Antonio Hassan, de 45 años.

El hombre permanecía en el Hospital Regional con graves quemaduras en el 20 por ciento de su cuerpo, especialmente concentradas en el rostro, asistido con respirador mecánico.

"Se va mi amor de toda la vida con mis cinco hijos", aseguró una vecina al diario "El Periódico Austral" que dijo el hombre cuando vio resignadas sus posibilidades de ingresar a la casa envuelta en grandes llamas para rescatar a su familia.

En ese momento, una vecina que es enfermera lo retenía con sus brazos para que no vaya a una muerte segura y lo convencía que se deje asistir de sus heridas.

Poco antes, Hassan había saltado instintivamente entre las lenguas de fuego del primer piso
de su vivienda, pero luego de unos instantes de arrastrarse en el suelo intentó volver a entrar a la casa.

El hecho conmovió a la comunidad local, ya que la familia bonaerense se había arraigado en la zona y era muy conocida.

Centenares de habitantes, entre los que se encontraban docentes y alumnos de los colegios a los que asistían los chicos, asistieron anoche a una misa oficiada en la Parroquia Santa Teresita para recordar a los fallecidos.

Los presentes llevaron carteles con los nombres de las víctimas, además de uno que rezaba: "Fuerza Tony", en alusión al único sobreviviente

Dejá tu comentario

Te puede interesar