Difunden fuertes avances en diversos tipos de cáncer

Información General

El cáncer es una de las enfermedades más temidas y extendidas del planeta. Pero se difundieron grandes avances que podrían acercar a la cura.

El tratamiento de algunos tumores está pasando por una "verdadera revolución en la última década", según se concluyó en la reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica de este año, que se realiza en Chicago, Estados Unidos, y que busca compartir novedades en el abordaje de esta enfermedad.

Allí, se concluyó que los últimos avances presentados "dan un poco más de esperanza" y suponen "un cambio de perspectiva" para combatir algunos tipos de tumores.

En el caso del cáncer de mama, se dio a conocer un medicamento que "beneficia a un mayor número de personas", el trastuzumab. Se trata de un tratamiento intravenoso, que se ha utilizado para tratar el cáncer de mama durante décadas, pero tiene una limitación: solo puede recetarse a pacientes que presentan un gen llamado HER2. Sin embargo, un nuevo compuesto, el trastuzumab deruxtecan, puede hacer que eso cambie. Sería "un fármaco revolucionario", se evaluó.

Se administra en vena cada 21 días y aún está pendiente de aprobación para su uso hospitalario por parte de las agencias reguladoras. En un principio podría usarse cuando las primeras opciones de tratamiento han fallado y hay metástasis. Según Barroso, es probable que, con el tiempo, también se convierta en una opción para tumores en etapas tempranas.

En el caso del cáncer rectal, se mencionó un medicamento con "resultados sorprendentes". Esto es lo que ocurrió con el ensayo de dostarlimab. Este medicamento, que ya se usa para otros tumores, estimula el sistema inmunitario para atacarlos. En el ensayo se trató a 12 pacientes y se les hizo seguimiento durante seis meses. Al finalizar, ninguno tenía evidencia alguna de tumor en el cuerpo. Esto les evitó pasar a tratamientos más agresivos, como cirugía, radioterapia o quimioterapia. Se advirtió que el tiempo de seguimiento (seis meses) es un período corto. “Puede ser que la enfermedad reaparezca unos años después”, se indicó.

Sobre el cáncer colorrectal, se mencionó una prueba que evita quimioterapia innecesaria. Se profundizó un método que se conoce como “biopsia líquida”, donde se detectan fragmentos de ADN tumoral que pueden aparecer en el torrente sanguíneo. Los pacientes con cáncer colorrectal suelen ser sometidos a cirugía para eliminar la parte afectada del intestino. Tras la recuperación, muchos se someten a quimioterapia para eliminar posibles restos de células tumorales. Esto limita las recaídas, pero al ser una terapia intensa puede tener efectos secundarios. Con la “biopsia líquida” se podría determinar más fácilmente si se necesita o no esta quimioterapia. Con el estudio, que se hizo con 455 voluntarios, “se logró reducir a la mitad la aplicación de quimioterapia y obtener el mismo resultado de supervivencia de los pacientes”, se precisó.

Por último, en el cáncer de páncreas, que es el de peor pronóstico, también hubo avances. Se presentaron las primeras pruebas que utilizan un método llamado tratamiento de células CAR-T contra este tipo de cáncer. Consiste en extraer las propias células inmunitarias del paciente, modificarlas en el laboratorio y reintroducirlas en el organismo para que las reconozca y ataque al tumor.

Temas

Dejá tu comentario