Prueban la existencia de un lagarto mesozoico con un pequeño resto fósil

Información General

Es una especie de lagarto que convivió con los dinosaurios en la Patagonia. Su cráneo fue hallado en Neuquén y se estima que alcanzó unos 25 centímetros de longitud.

Tras permanecer más de 30 años perdido en un cajón, paleontólogos argentinos descubrieron un resto fósil que permitió probar la existencia del primer lagarto terrestre del Mesozoico en la Patagonia y que convivió con los grandes dinosaurios, informaron desde la Agencia de divulgación científica CTyS-UNLaM

"Tuve la suerte de ver este pequeño fósil, de poco más de un centímetro, que había pasado más de 30 años en un cajón repleto de huesos fragmentarios. A partir de allí, pudimos iniciar el estudio de este ejemplar", contó Martín Ezcurra, investigador del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN).

"Los lagartos aparecen en el registro fósil antes que los dinosaurios, pero es mucho más difícil encontrar sus restos fósiles en rocas mesozoicas", comentó el especialista y autor principal de este estudio publicado en la propia revista del MACN.

Según indicaron los investigadores, el lagarto vivió hace 84 millones de años en la Patagonia. Su cráneo fue hallado en la ciudad de Neuquén y además se estima que en vida alcanzó unos 25 centímetros de longitud.

El animal recibió el nombre de Paleochelco occultato ("antiguo lagarto oculto") por haberse mantenido inadvertido, oculto a los ojos de los investigadores, durante décadas, en uno de los cajones repletos de fósiles del Museo Argentino de Ciencias Naturales.

El doctor Agustín Martinelli, investigador del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN), destacó: "Paleochelco occultato es el primer lagarto terrestre en ser nominado científicamente del Mesozoico de Argentina, es decir, del tiempo en que vivieron los dinosaurios terrestres".

Y agregó, "este espécimen proviene de rocas del Cretácico Superior de la Formación Bajo de la Carpa, expuestas en el Campus de la Universidad Nacional del Comahue, al norte de la Ciudad de Neuquén, en un yacimiento que se conoce hace más de 100 años y en donde se ha encontrado una gran variedad de dinosaurios, cocodrilos y serpientes".

Hace 84 millones de años, en la Patagonia, vivía una gran diversidad de dinosaurios, cocodrilos y otros reptiles (tortugas, tuataras, serpientes). En el registro fósil, se conocía una gran variedad de estos animales, pero, curiosamente, hasta ahora, no se había hallado ninguna de las especies de pequeños lagartos que debían estar presentes en ese ecosistema.

Por su parte, el doctor Federico Agnolin, investigador del MACN y de la Fundación Azara, observó que "hace unos 84 millones de años, la Patagonia era muy distinta a lo que conocemos hoy en día, la enorme estepa, el enorme desierto que conocemos actualmente, en ese momento, era una superficie cubierta de bosques, de lagunas y, ahí, abundaba una gran diversidad de animales".

A partir de este descubrimiento, Ezcurra observó: "Espero que la descripción de Paleochelco incentive la búsqueda y estudio de más restos de lagartos terrestres en Argentina y en otras regiones que formaban el supercontinente de Gondwana durante el Mesozoico"

Este estudio, publicado con el título "Unexpected new lizard from the Late Cretaceous of southern South America sheds light on Gondwanan squamate diversity", puede ser consultado de manera virtual.

Dejá tu comentario