Conmociona a Italia caso de eutanasia y ya crea crisis política

Información General

La oposición italiana acusó al Gobierno de Silvio Berlusconi de provocar un conflicto institucional tras el decreto ley aprobado para impedir la muerte de Eluana Englaro, en coma vegetativo desde hace 17 años, y el rechazo a firmarlo por parte del presidente de la República, Giorgio Napolitano.

La autorización de desconectar a Eluana fue ratificada por el Tribunal Supremo, tras una larga batalla legal de su padre.

Walter Veltroni, líder del principal partido de oposición, el Partido Demócrata (PD), ha asegurado que tiene la impresión de que Berlusconi busca "deliberadamente" provocar un incidente institucional con el Jefe del Estado.

Veltroni ha señalado que existe una "intención política" y le ha transmitido a Napolitano su "solidaridad", ya que, en su opinión, "es un momento muy grave que no tiene precedentes en la historia reciente".

Por su parte, el líder del partido Italia de los Valores, el ex fiscal de "Manos Limpias" Antonio Di Pietro ha incidido que existe "un peligro gravísimo para la democracia" dada la posibilidad de establecer un precedente para que la sentencia de un juez pueda ser anulada por decreto.

Según la Constitución italiana, el decreto-ley tiene que ser firmado por el Presidente de la República y publicado en el Boletín Oficial para que entre en vigencia.

Antes, Napolitano había enviado una carta al ejecutivo explicando los motivos por los cuales no había motivos para aprobar un decreto de necesidad y urgencia.

El texto del decreto ley afirma que "la alimentación y la hidratación, en cuanto formas de apoyo vital, fisiológicamente finalizadas a aliviar los sufrimientos, no pueden en ningún caso ser rechazadas por los sujetos interesados o suspendidas por quien asiste a sujetos que no están en grado de proveer por sí mismos".

El equipo médico que se ha prestado voluntario para acompañar a la muerte a Eluana Englaro, la italiana en estado vegetativo desde hace 17 años, había comenzado la reducción de la alimentación e hidratación artificial.

Así lo confirmó Franca Alessio, la tutora legal de Eluana Englaro, de 38 años.

"Pienso que todo se desarrolla tal y cómo estaba previsto. Desde esta mañana, se procederá a reducir la alimentación", agregó.

La mujer está ingresada desde el pasado 2 de febrero en la clínica "Quiete" de Udine, en el noreste de Italia, bajo los cuidados de un equipo de voluntarios dispuestos a suspender progresivamente la alimentación -aunque sin retirar la sonda nasogástrica- hasta su muerte, como ha autorizado la Justicia italiana tras la petición de su familia.

El equipo médico había previsto un estricto protocolo que comenzaba hoy con la reducción de un 50 por ciento de los elementos nutrientes que se le suministraban hasta ahora para mantenerla con vida, según informó el neurólogo Carlo Alberto De Fanti.

Por otra parte, los medios de comunicación italianos informaron de que, según fuentes gubernamentales, durante la reunión del Consejo de Ministros prevista para hoy se ha incluido en el orden del día el estudio de la aprobación de un decreto urgente para detener la muerte de Englaro.

La prensa dio a conocer el que sería el borrador del decreto ley previsto por el Gobierno en el que se prohíbe suspender "la alimentación y la hidratación" a cualquier tipo de paciente.

El decreto contiene sólo un artículo, bajo el título "Disposiciones urgentes en materia de alimentación e hidratación", y se especifica que entrará en vigor en espera de "ratificar una completa y orgánica disciplina legislativa sobre el final de la vida".

Esta medida evitaría que se cumpla la sentencia del Tribunal de Apelación de Milán, confirmada por el Supremo, en la que se autoriza a la familia de Eluana Englaro a suspenderle la alimentación e hidratación artificial.

Por otra parte, la fiscalía de Udine comenzó hoy a recoger documentación sobre el caso, como el historial médico de Eluana Englaro, así como se procederá a tomar declaraciones de personas que la conocían, en el ámbito de la investigación que ha abierto sobre el caso.

Dejá tu comentario