La agencia de viajes investigada por los PCR truchos de egresados en México negó irregularidades

Información General

La presentación fue realizada por uno de los socios gerente de la firma, Mariano Del Maestro ante el fiscal Gerardo Pollicita, quien tiene delegada la investigación. Días atrás la empresa fue allanada por orden del juez Luis Rodríguez.

Uno de los dueños de la empresa de viajes Moon Travel, negó que la firma tenga responsabilidad en el marco de la causa en la que se investiga la utilización de certificados de PCR (testeos rápidos para la detección del coronavirus) falsos por parte de egresados que viajaron a Cancún.

La presentación fue realizada por uno de los socios gerente de la firma, Mariano Del Maestro ante el fiscal Gerardo Pollicita, quien tiene delegada la investigación. Días atrás la empresa fue allanada por orden del juez Luis Rodríguez.

“Soy absolutamente ajeno a cualquier tipo de error o irregularidad en la tramitación de las declaraciones juradas presentadas por los pasajeros desde el extranjero como condición para ser admitido su regreso a la República Argentina”, dice la presentación espontánea del dueño de la firma.

En su descargo, Del Maestro aseguró que “todos los pasajeros pueden dar fe de cómo se produjo el procedimiento de testeo y que en todo momento Moon Travel S.R.L. sólo cooperó en coordinar el acceso a los hoteles, pero nunca intervino en un procedimiento técnico que era realizado por un prestador de servicios independiente”.

Del Maestro cuestionó además la “inexplicable y arbitraria suspensión preventiva dispuesta inaudita parte por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación”, según el escrito firmado por el abogado Mariano Fragueiro Frias.

En ese sentido sostuvo que bajo la órbita del Ministerio de Turismo se labró a Moon Travel SRL “un sumario plagado de irregularidades, en el que -inaudita parte- se suspendió preventivamente la matrícula para operar de la empresa, sin siquiera brindarle a la misma la más mínima posibilidad de defenderse, violando de ese arbitrario modo las más elementales garantías constitucionales al derecho de defensa en juicio.

La causa se inició a partir de una denuncia presentada por la Dirección Nacional de Migraciones por los casos de egresados que volvieron de Cancún y, tras someterse a testeos de coronavirus en Argentina, arrojaron resultado positivo.

Los casos que venían con resultado de PCR negativo desde Cancún y dieron positivo en Argentina habían contratado el viaje con la agencia Moon Travel. Las pruebas se habían en el laboratorio, Marbu Salud S.A. de C.V, de esa ciudad mexicana.

En la presentación, el dueño de Moon Travel explicó que “previo a producirse el viaje, informé al Moon Palace (el hotel) quien sería el laboratorio que practicaría los testeos y reposé mi confianza en que ante la seriedad con la que trabajan dichos establecimientos, controlarían todo lo atinente a la vigencia de las habilitaciones profesionales y protocolo de trabajo del laboratorio Marbu Salud S.A. de C.V”.

Descargo y explicaciones a la justicia:

“Luego al producirse el viaje los representantes de Marbu Salud S.A. de C.V. concurrieron al Hotel donde estaban alojados cada uno de los pasajeros para de ese modo practicar los testeos correspondientes en la forma descripta previamente. Una vez obtenidos los resultados de testeo, el personal de Marbu Salud S.A. de C.V. retornaba al Hotel a entregar impreso el certificado correspondiente a cada pasajero, el que era colocado en un sobre personal. Sin perjuicio de ello, en algunos casos se adelantó el resultado vía whatsapp dependiendo de la proximidad del vuelo de retorno”.

“Resulta pertinente aquí destacar que, entre el momento en que se practica el referido examen a los casi 1.300 pasajeros que finalmente viajaron (ya que 200 turistas del potencial contingente original desistieron de hacer el viaje por distintos motivo personales) y la fecha en que se produjo el retorno de cada pasajero a la República Argentina, hay un lapso como mínimo de 72 horas en el cual el turista aún participa de eventos sociales. A ello cabe agregar que, como es de público y notorio, en todas las latitudes del mundo, han existido casos de testeos negativos que luego dieron positivos, dependiendo de factores tales como el lapso de tiempo entre que se produjo el testeo y el momento en que fue contraído el virus, la forma en que se obtiene la muestra, la carga viral del viajero controlado, etc”.

“Resulta claro que, aún de haber existido un error de praxis del laboratorio Marbu Salud S.A. de C.V., o un caso en que la enfermedad fuera contraída poco tiempo antes de la realización del testo, o bien durante las 72 hs posteriores al mismo, lo que no admite duda alguna es que Moon Travel S.R.L ninguna injerencia tuvo en la producción del certificado respectivo, ni influyó en la declaración jurada personal que desde el extranjero debía realizar cada pasajero”.

Cabe recordar que el certificado del testeo era enviado por cada pasajero en forma personal mediante sistema web al portal indicado por la autoridad de aplicación en forma de declaración jurada y como condición para acceder al viaje de retorno. Dicha declaración jurada es realizada por cada pasajero sin ningún tipo de intervención de los empleados de mi empresa”.

Temas

Dejá tu comentario